Los inversionistas hilaron en febrero el segundo mes consecutivo de desinterés en los mercados latinoamericanos. Los activos sobre Colombia y Brasil cayeron 42%, mientras los de México se redujeron 18%, según información recabada por el Bank of America-Merrill Lynch (BofA-ML).

De acuerdo con su encuesta mensual de fondos de inversión, China se mantiene como el mercado favorito de los administradores, al completar asignaciones de 50% de las carteras. Éste es el dato más optimista para el mercado asiático desde febrero del año pasado.

Los administradores participantes, que gestionan carteras por un valor de 691,000 millones de dólares, advierten como el mayor de los riesgos para la economía mundial la crisis fiscal de Estados Unidos.

Agregan la deflación en países de la eurozona y un repunte del precio del petróleo por una escalada de los conflictos políticos en Medio Oriente al radar de riesgo para los próximos 12 meses.

MESURAN OPTIMISMO

De acuerdo con el jefe de Inversionistas Global de BofA-ML, Michael Hartnett, el sentimiento de los administradores ha mesurado el optimismo que arrojaron en la encuesta de enero.

Los inversionistas se mantienen alerta a la expectativa de malas noticias que pudieran irrumpir en el mercado y por ello se conservan niveles de efectivo de 3.8 por ciento.

Siguiendo con los resultados, uno de cada dos inversionistas está preparado para vender títulos de sector público para comprar fondos de renta variable.

Según los resultados, este mes se presentó una rotación en los sectores que atraen más la atención de los inversionistas. El más popular en febrero resultó el médico y de farmacias, seguido por el de tecnología e industrias.

Con la reubicación, tomaron el lugar de los segmentos de energía, materiales y telecomunicaciones.

Además, destacan la sobreexposición que traen los inversionistas a los bancos estadounidenses en particular y a los globales en general.

ymorales@eleconomista.mx