La elevada demanda registrada en la subasta número 51 de Certificados de la Tesorería (Cetes) provocó que las tasas de los instrumentos a 28, 91 y 175 días cayeran a niveles mínimos.

La tasa del Cetes a 28 días cayó 0.21 puntos base a 3.93%, nivel no visto desde octubre del 2010, cuando la tasa se ubicó en 3.84 por ciento. Por su parte, los papeles a 91 días bajaron 9 puntos a una tasa nunca antes vista de 4.11%; en tanto que, el rendimiento del instrumento a 175 días retrocedió ?9 pb a 4.43%, su nivel más bajo desde abril.

Pese a que la demanda fue menor que la de la semana pasada fue lo suficientemente elevada para ejercer presión sobre la curva de corto plazo.

Lo anterior, después de que se diera a conocer que en noviembre la inflación se ubicó en 4.18% anual, lo que aumentó las expectativas de que ésta se ubique, al cierre del año, dentro del rango de tolerancia del Banxico.

De acuerdo con analistas, las fuertes variaciones en los rendimientos de corto plazo responden, parcialmente, a la volatilidad observada en las últimas semanas en medio de, por un lado, la falta de acuerdos en torno del precipicio fiscal en EU, así como la crisis en la zona euro que, con las últimas medidas del BCE y el mecanismo de estabilidad, comienza a dar señales de soluciones de largo plazo.