La cementera mexicana Cemex se verá forzada a renegociar este año sus vencimientos de deuda del 2014, una movida que elevará sus costos financieros y reducirá el riesgo de incumplimiento, pero le dará más tiempo para aumentar su liquidez y seguir bajando gradualmente su pasivo.

Las acciones de la firma han subido cerca de 27% este año, impulsadas por una renovada confianza de los inversionistas en su capacidad para renegociar su deuda y ante señales de recuperación económica en EU, su principal mercado.

En marzo, Cemex redujo su deuda total en 131 millones de dólares, con un intercambio de bonos y obligaciones perpetuas, y en las últimas dos semanas pagó unos 300 millones de dólares en notas locales.

Pero aún debe enfrentar vencimientos por 8,000 millones de dólares en el 2014.

No hay forma de que la compañía pueda pagar al vencimiento (del 2014) , dijo Luis Martínez, analista de deuda corporativa de Standard and Poor’s, cuyo equipo espera que Cemex comience a renegociar su deuda en los próximos trimestres.

Los especialistas dicen que Cemex ha construido un buen caso para sentarse otra vez a negociar con los banqueros, pues en los últimos dos años ha pagado más de la mitad de los 15,000 millones de dólares refinanciados en un acuerdo con bancos en el 2009, con el que extendió los vencimientos de deuda.

La mayor parte de la reducción de los pasivos bajo ese acuerdo se hizo con recursos generados de la emisión de deuda en los mercados de capitales.

No creo que tendría problema en renegociar con los bancos, el interés de los bancos es rescatar su dinero, podrían dar más prórroga , dijo Miguel Aguayo, subdirector de Análisis de Deuda Corporativa de Banorte-IXE.

La correduría del banco HSBC indicó en un reporte que si no logra flexibilizar los covenants, Cemex necesitaría realizar una venta de activos, emitir capital o deuda ligada a acciones por 3,900 millones de dólares en los próximos dos años .

Los especialistas esperan también que la firma siga activa en los mercados de capitales tratando de refinanciar su deuda para fortalecer su caso ante los banqueros.

Analistas estiman que la tasa de interés por un nuevo refinanciamiento podría acercarse al cupón actual de los bonos de Cemex en el mercado, que están arriba de 9 por ciento.