El precio de las acciones de las empresas cementeras que cotizan en las bolsas de valores de México superaron sus niveles previos a la pandemia, manteniendo avances de doble dígito en lo que va de este año.

Cementos Mexicanos (Cemex) encabeza las ganancias con un rendimiento acumulado de 42.55% en este 2021; le sigue GCC (antes Grupo Cementos de Chihuahua) que generó un retorno de 25.38 por ciento. Mientras que Cementos Moctezuma lleva un aumento de 13.77% y Fortaleza Materiales (antes Elementia) tiene una ganancia de 10.71% en el mercado accionario.

Analistas atribuyen este buen desempeño a un mejor panorama para la recuperación económica en los mercados en donde operan, principalmente en Estados Unidos, así como a los planes de infraestructura que se prevén en aquel país, aunque el efecto de este último se espera ver hacia el mediano plazo.

José Espitia, subdirector Análisis Bursátil en Grupo Financiero Banorte, consideró que la industria ha mostrado un “sólido desempeño”, el cual “apoyaría la demanda de productos y un entorno favorable de precios”.

Sin embargo, las presiones inflacionarias, así como la escasez de materiales y mayores precios de transporte, son situaciones que podrían impactar sus operaciones en el corto plazo, aunque pueden ser compensados por incrementos en los precios.

En el caso de Cemex, dichos elementos tendrían un impacto de aproximadamente 100 millones de dólares en este año en el flujo operativo (EBITDA).

Jaime Aguilera, analista de Intercam Casa de Bolsa, consideró que aún con este impacto se prevé que “los márgenes EBITDA estarían creciendo en todas las regiones, a excepción de Estados Unidos. La estrategia para la mayor inflación de costos es el aumento en los precios, los que han logrado establecer dos veces por año, ante la fuerte demanda del mercado global”.

Por su parte, Giovanni Bisogno Guinea, analista en Invex Casa de Bolsa, opina que GCC destaca “por su alto nivel de efectivo y un bajo nivel de apalancamiento, lo cual le permite mayor flexibilidad en momentos incluso de estrés como pudo haber detonado la pandemia por COVID-19”.

El sector de construcción se ha mostrado resiliente en Estados Unido (principal país donde opera GCC) a este entorno debilitado en la actividad económica y ello ha le ha permitido mantener esa generación positiva de flujos y aumentar su efectivo”, subrayó el especialista.

Giovanni Bisogno dijo que el plan de infraestructura, del presidente estadounidense Joe Biden, le dará un mayor apoyo al sector en el país, del cual GCC podría beneficiarse. La misma cementera ha dicho que podría implicar un crecimiento de 30% en sus operaciones.

judith.santiago@eleconomista.mx