Dos de las tres cementeras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se resquebrajan, ya que el precio de sus acciones ha caído a más de doble dígito durante el año, afectados por una débil perspectiva en la industria de la edificación en México y magro desempeño operativo y financiero.

Los certificados de participación ordinarios (CPOs) de Cementos Mexicanos (Cemex) han perdido 14.75% de su valor en el 2019; de 9.49 pesos por unidad al final del 2018, actualmente se cotizan en 8.09 pesos.

Cemex, la principal cementera mexicana por valor de capitalización bursátil ha perdido 22,440 millones de pesos en este rubro, pues su valor se redujo de 143,820 millones de pesos al cierre del 2018 a 121,380 millones de pesos.

“Creemos que los datos sobre el desempeño de las acciones muestran que Cemex está sufriendo a corto plazo los temores a una fuerte contracción de la actividad de construcción en México durante el primer semestre del 2019. A nivel más estructural, las acciones de Cemex están sufriendo por la falta de confianza de los inversionistas en las decisiones de la administración sobre la asignación de capital”, indicó un reporte de Citibanamex.

Entre enero y abril el sector de construcción en México ha caído 1.6% en comparación con el mismo periodo  del 2018, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, sin embargo, el sector ya mostraba una desaceleración importante en el último par de años.

El valor de producción de las empresas constructoras en el país durante el primer trimestre fue de 128,632 millones de pesos, una caída de 3% en términos reales en comparación anual, de acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

La CMIC argumenta que la parálisis en la ejecución del gasto público para infraestructura, así como la suspensión de obras en la edificación privada y la falta de claridad política y económica en la actual administración han mermado la industria de la construcción durante este año.

En tanto, los papeles de Elementia, propiedad de Carlos Slim con la familia Del Valle, caen 31.59% en el año, a 8.62 pesos, según datos de Economática.

En lo que va del año, Elementia ha perdido en valor de capitalización 4,824 millones de pesos, pues de los 15,273 millones que valía al finalizar el año pasado, actualmente tiene un valor de mercado de 10,449 millones, de acuerdo con Economática.

Resiliente

En contraste, los títulos de Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) tienen un avance de 5.35 en la BMV, a un precio de 105.81 pesos cada uno.

A pesar de haber reportado un débil primer trimestre, la emisora es bien vista por analistas bursátiles. Entre nueve de ellos que dan cobertura a sus títulos, siete tienen como estrategia de inversión Compra en sus acciones y consideran que los títulos de la emisora podrían llegar a 138.31 pesos por acción hacia el final del año.

Oportunidad

El promedio del consenso del mercado también tiene como estrategia de inversión Compra en los papeles de Cemex, según Reuters.

Entre 10 analistas que dan cobertura a Cemex, uno tiene como estrategia Compra Fuerte; cuatro, Compra, y cinco, Mantener.

Además de que se fija un precio promedio para el CPO de 12.63 pesos hacia el final del año, equivalente a un retorno de 56.12 por ciento.

Citibanamex considera que el mercado ha subvalorado la venta de activos de Cemex, por entre 1,500 a 2,000 millones de dólares bajo el programa Un Cemex más Fuerte, según su análisis,  “Lo que debilita a las acciones de Cemex, y por qué ahora es momento de comprarlas”.

“La mayoría considera que, por las difíciles perspectivas del EBITDA en el 2019, no hay catalizadores. Creemos que sí: rendimiento del flujo libre de efectivo, venta de activos y asignación de capital”, se lee en el documento.

“GCC no modificó su guía 2019 y esperamos que en próximos trimestres crezcan con fuerza, por lo que reiteramos nuestros estimados (ubicados en el rango bajo de la guía) y el precio objetivo del 2019 de 124.5 por acción con recomendación de Compra”, de acuerdo con un análisis de Banorte.

Cemex no recuperará grado de inversión en el 2020: analistas

Por Los nublados pronósticos de crecimiento económico de México y Estados Unidos será complicado que Cementos Mexicanos (Cemex) recupere el grado de inversión en el 2020 como había estimado la emisora, aunque los analistas ven factible que esto ocurra a mediados del 2021.

Fue en el 2009 cuando las calificadoras Fitch Ratings y Standard & Poor’s degradaron la nota crediticia de Cemex, pero ha mejorado hasta ubicarse a dos escalones de recuperar el grado de inversión, a “BB”.

“Con las acciones que está llevando a cabo Cemex, vemos factible que recupere la calificación crediticia, ya que está cumpliendo con su planeación, la cual incluye reducción de deuda y costos, y aumento en el flujo operativo (...) podríamos estar viendo este nivel para mediados del 2021”, estimó Alejandra Vargas, analista de Grupo Financiero Ve por Más (BX+).

Analistas consideraron que eventos ajenos a Cemex, como las proyecciones de un menor crecimiento en México y una fuerte desaceleración en la industria de la construcción, extenderían el tiempo para que Cemex logre mejorar sus recomendaciones crediticias.

“Ha habido un recorte en las expectativas de crecimiento económico del país y ha afectado las expectativas para Cemex, porque el sector construcción podría presentar una dinámica mucha más lenta”, dijo Fernando Bolaños, gerente de Análisis de Grupo Financiero Monex.

Con ello, la cementera regia enfrentaría presiones para generar mayor flujo operativo (EBITDA), lo que la llevaría a no alcanzar los niveles de apalancamiento necesarios para elevar su calificación crediticia.

Considerando que el primer trimestre “fue malo” en volumen para Ceme,  y que se prevé que el resto del año siga bajo, también retrasarían sus metas, indicó Bolaños.

Cemex arrastraba una deuda total, sin notas perpetuas, de 11,231 millones de dólares a marzo. A mediados del 2018 arrancó el plan Un Cemex más Fuerte para acelerar su desapalancamiento, reduciendo sus pasivos en 3,500 millones de dólares para finales del 2020 y mantenerse con una razón de apalancamiento por debajo de tres veces desde las 10 veces que alcanzó cuando perdió el grado de inversión. Prevé seguir generando flujo de efectivo libre por 1,000 millones de dólares anuales.

“Para escalar al grado inversión la meta es llegar a una razón de deuda/EBITDA de 3 veces, lo cual no se ve tan lejano”, dijo Alejandra Vargas. (Con información de Judith Santiago)

[email protected]