Los mercados financieros a escala global iniciaron julio con movimientos mixtos. Por un lado, aún bajo el optimismo que dejaron los acuerdos en Europa la semana pasada y por otro, ante la debilidad de las cifras económicas alrededor del mundo.

Ayer fueron divulgados indicadores manufactureros en China, Europa y Estados Unidos, los tres ubicándose en zona de contracción.

En Estados Unidos, el ISM se situó por debajo de los 50 puntos por primera vez en tres años, mientras que en China el PMI cayó a mínimos de siete meses.

La reacción de las plazas bursátiles fue mixta. Los mercados accionarios terminaron mixtos (… ) Se mantuvo el efecto por los acuerdos del jueves y viernes (de Europa) , lo que se conjugó con débiles lecturas del sector manufacturero internacional, dijo Jaime Ascencio, analista de Actinver.

En Wall Street, el Dow Jones perdió 0.07%, mientras que el S&P y el Nasdaq subieron 0.25 y 0.55%, respectivamente.

La desaceleración económica se ha convertido en un factor de preocupación para los mercados accionarios a la espera de datos importantes para esta semana.

En este sentido, Actinver prevé que, al sostenerse señales de menor crecimiento (…), se requiera un mayor estímulo monetario de la Reserva Federal .

La debilidad económica estadounidense podría ser corroborada con los datos de empleo correspondientes a junio, que se darán a conocer al cierre de la semana.

Se espera que en junio se hayan generado 100,000 empleos netos, tras la decepcionante creación de 69,000, en mayo.

Con la recuperación de Estados Unidos perdiendo fuerza y la zona euro empeorando, hay crecientes riesgos de que el crecimiento mundial se encuentre incluso por debajo de 3% esperado para este año , comentó en una nota Andrew Kenningham, economista global senior de Capital Economics.

En este contexto, los inversionistas prevén que el próximo jueves el Banco Central Europeo (BCE) anuncie nuevas medidas para apoyar el mal momento económico por el que atraviesa la región, se estima que el instituto recortará la tasa en 25 puntos base, a 0.75%, y que anunciará nuevas medidas para inyectar liquidez.

En Europa, las acciones cerraron en máximos de dos meses y parecían encaminadas a probar nuevos techos en los próximos días, los inversionistas alimentaron sus posiciones anticipándose a posibles medidas de las autoridades monetarias, después de que la Unión Europea acordó pasos para contener la crisis.

AFECTA CONTEXTO EXTERNO

BMV Y PESO: TIBIA REACCIÓN A RESULTADOS ELECTORALES

Los resultados electorales tuvieron un efecto positivo sobre el peso, pero no así sobre la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que cerró a la baja arrastrada por el sentimiento de debilidad económica global.

El peso se apreció 0.20% a 13.3130 unidades por dólar, su mejor nivel en casi dos meses. De acuerdo con operadores, tanto la Bolsa, bonos y peso mexicanos habían venido descontando la victoria del candidato que mantenía la ventaja en las encuestas.

Los mercados estaban esperando este resultado, así que no es una sorpresa. En el Congreso, el PRI parece haber ganado la mayoría de asientos y la nueva administración podría usar este apoyo político para implementar cambios positivos en la economía mexicana , indicó Barclays en una nota.

Algunos otros analistas son menos optimistas. Falta el conteo para la composición en el Congreso, esencial para que puedan darse las reformas estructurales , según Actinver.

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el IPC cerró con una moderada caída de 0.23% a 40,108.92 puntos.

Banorte-Ixe considera que el IPC ha ido demasiado lejos en términos de valuaciones y que pronto podría venir una corrección a niveles mejor sustentados fundamentalmente.