Las caídas del sector en Asia, del 3%, se extienden ahora a Europa, como respuesta a la amenaza de aranceles de Estados Unidos.

Los temores a una desaceleración más acusada de lo esperado en la economía de la eurozona desataron un correctivo entre los sectores más cíclicos. Las automovilísticas europeas se sumaron a las caídas, pero el castigo se acentúa en la sesión de hoy.

El temor a una guerra de aranceles aflora de nuevo en los mercados, y alcanza de manera directa al sector. Estados Unidos, en un intento por favorecer la competitividad de sus empresas automovilísticas, ha planteado la posibilidad de introducir aranceles a la importación de vehículos y camiones.

Según publica el diario 'The Wall Street Journal', la opción que está considerando el Gobierno estadounidense es elevar el arancel hasta el 25 por ciento. El propio presidente estadounidense, Donald Trump, ha adelantado en su cuenta de Twitter que habrá "grandes noticias pronto" para el sector automovilístico de Estados Unidos, porque "después de muchas décadas perdiendo empleos en favor de otros países, ¡ya habéis esperado demasiado!".

Caídas del 3% en Asia

Las desinversiones entre los fabricantes automovilísticos se han acelerado desde esta mañana. La jornada en Asia ha deparado pérdidas próximas al 3% en las principales empresas del sector.

El índice Nikkei de Tokio ha encadenado su segunda jornada consecutiva con descensos superiores al punto porcentual, debido esta vez al lastre de las empresas automovilísticas.

El impacto que podría tener la introducción de un arancel para la venta de sus vehículos en el mercado estadounidense ha reducido en un 3.12% la cotización del gigante japonés Toyota Motor. Las acciones de Honda Motor se han desinflado otro 3.39%, las de Mitsubishi Motors un 3.8% y las de Nissan un más moderado 1.8 por ciento. En la Bolsa de Seúl, la coreana Hyundai Motor ha cerrado la sesión con descensos superiores también al 3 por ciento.

Las automovilísticas frenan al Dax alemán

La oleada bajista alcanza ahora a las empresas automovilísticas europeas. Las compañías alemanas ejercen de lastres en la Bolsa de Fráncfort, una de las más rezagadas de Europa en la sesión de hoy, a pesar de la cercanía del euro a sus mínimos del año frente al dólar.

Las trabas para las ventas en el mercado estadounidense provocan caídas próximas al 3% en la cotización de Volkswagen. Los descensos superan incluso el umbral del 3% en los fabricantes de automóviles de gama más alta como BMW y Daimler.

La Bolsa de París es la otra gran damnificada en Europa por la oleada bajista que se generaliza en el sector. Las acciones de Renault sufren un revés próximo al 2%, mientras que las de Peugeot se dejan cerca de un 1.5 por ciento. La Bolsa de Milán, en cambio, apenas recibe presiones de Fiat Chrysler, gracias a su ascendencia estadounidense.

General Motors y Ford

Las amenazas que se ciernen sobre las perspectivas de ventas en el mercado estadounidense de los grupos europeos y asiáticos contrastan con el optimismo que generan en los dos grandes fabricantes automovilísticos de Estados Unidos.

Las acciones de General Motors y de Ford apuntan al alza de cara al inicio de la sesión regular en la Bolsa de Nueva York. En los últimos 12 meses, las acciones de Ford se han quedado rezagadas de la subidas que registra Wall Street, y presentan un balance prácticamente plano (+3% al cierre de ayer). Las de General Motors, por su parte, se revalorizan un 14% en los 12 últimos meses.

erp