CaixaBank cerró la primera emisión institucional del año realizada por un emisor español, con la colocación de cédulas hipotecarias a 10 años, por 1,500 millones de euros y con una demanda superior a los 2,400 millones, según informó el propio banco.

El cupón se fijó en 1.25%, con 60 puntos básicos sobre el midswap, el índice de referencia para las emisiones de renta fija.

Esta nueva emisión refuerza los activos líquidos de alta calidad de CaixaBank que, a 30 de septiembre, alcanzaban los 52,553 millones de euros, con un Liquidity Coverage Ratio de 174%, muy por encima del mínimo requerido de 80% para el 2017 , indicó el banco.

CaixaBank, que ha aprovechado las buenas condiciones del mercado para realizar la operación, ha recibido más de 100 órdenes por parte de inversionistas institucionales.

En el 2016, la entidad ya realizó una emisión de cédulas hipotecarias por 1,500 millones de euros a siete años, con una demanda superior a los 2,500 millones de euros.

A finales de septiembre del 2016 Grupo Financiero Inbursa, del magnate mexicano Carlos Slim, compró 100 millones de euros (112 millones de dólares) en una colocación del banco español CaixaBank.

La adquisición de cerca de 0.75% del capital de CaixaBank se sumaba a otras compras de Slim en España, que es accionista mayoritario de la constructora FCC y de la inmobiliaria Realia a través de Inversora Carso. (Expansión/España y Reuters)

valores@eleconomista.mx