El oro borró sus ganancias el miércoles, luego de subir 1%, perdiendo su atractivo como refugio por la caída de los precios del petróleo, después de que el lingote recibió respaldo de la decisión del Banco Central de China de estimular a su debilitada economía.

El oro al contado cayó más de 4 dólares la onza en un lapso de un minuto, poco después de que se conocieron datos que mostraron que los inventarios comerciales de crudo de Estados Unidos alcanzaron un máximo histórico y los mercados de futuros del hidrocarburo cayeron bajo el umbral clave de 50 dólares por barril.

El oro al contado subió a un máximo de 1,271.80 dólares la onza y registraba un avance de 0.5% a 1,265.66 dólares, después de haber marcado el martes cuatro bajas en cinco sesiones para acumular una caída del 1.2 por ciento.

El oro en Estados Unidos para entrega en abril cerró con un alza de 0.3% a 1,264.50 dólares la onza.