Las acciones de Estados Unidos caían el viernes y el índice referencial S&P 500 se encaminaba a poner fin a siete semanas consecutivas de alza tras una caída de los precios del petróleo que presionaba a las acciones de energía.

El índice S&P había roto una caída de tres días el jueves, impulsado por cifras alentadoras de ventas minoristas y otros datos que apuntaron a un fortalecimiento de la economía estadounidense, pero cerró lejos de sus máximos de sesión por una baja de los precios del petróleo.

La debilidad de los precios del petróleo se ha sumado a preocupaciones sobre la demanda global y ha aumentado la inquietud sobre las ganancias de firmas de energía.

El sector de energía de S&P cedía 1.60% en la sesión y ha perdido más de 16.00% este año, con el peor desempeño entre los 10 principales sectores del índice S&P.

Las caídas eran limitadas tras datos que mostraron que los precios al productor bajaron 0.20% en noviembre y permanecieron estables fuera del sector de energía.

Además, la lectura preliminar de confianza del consumidor de Thomson Reuters/Universidad de Michigan subió en diciembre a cerca de máximos en ocho años por mejores perspectivas de empleos y salarios, además de menores precios de la gasolina.

El promedio industrial Dow Jones perdía 75.59 puntos, o 0.43%, a 17,520.75 unidades. El índice S&P 500 bajaba 7.98 puntos, o 0.39%, a 2,027.35, mientras que el Nasdaq Composite retrocedía 8.80 puntos, o 0.19%, a 4,699.37 unidades.

Los papeles de Adobe Systems subían 7.70% a 75.09 dólares, después de anunció la compra de la empresa de almacenamiento de fotografías Fotolia por 800 millones de dólares, además de reportar ingresos trimestrales mayores a los esperados por el mercado.

frm