La Bolsa de Valores de Tokio cerró este miércoles con baja de 0.98% arrastrada por la caída de los mercados de Europa y Estados Unidos ante la preocupación sobre las perspectivas económicas mundiales.

El índice Nikkei subió durante los primeros 35 minutos de operaciones, cuando alcanzó su mayor nivel del día, animada por el dato de los pedidos de maquinaria del sector privado en Japón, que aumentaron 10.7% durante octubre.

NOTICIA: Nikkei sufre mayor caída diaria en más de dos meses

Sin embargo, el optimismo de los inversionistas quedó corto en compensar la incertidumbre sobre el panorama financiero global tras la caída de los precios del petróleo y de las materias primas.

Una incertidumbre generalizada respecto a la perspectiva financiera mundial en medio de la baja de los precios del petróleo y de las materias primas, impulsó ventas masivas de títulos, dijo Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities Co.

"La caída repentina ... ha creado preocupaciones sobre las consecuencias de una desaceleración en las economías emergentes", señaló por su parte Tsutomu Yamada, analista de mercado de kabu.com Securities Co, citado por la agencia Kyodo.

En este marco, el principal indicador takiota, el Nikkei de 225 acciones, cerró con pérdida de 191.53 puntos (0.98%), al ubicarse en 19,301.07 unidades, su nivel más bajo desde el 6 de noviembre.

NOTICIA: Nikkei cierra estable, inversores esperan decisión de política monetaria del BCE

La Primera Sección del Indice de Precios (Topix) bajó 13.15 puntos y se ubicó en 1,555.58 unidades, mientras la Segunda Sección perdió 45.58 puntos y se colocó en 4,772.13 unidades, informó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

En tanto, los principales indicadores chinos cerraron este miércoles con alzas. El Shanghai Composite Index subió 2.37 puntos (0.07%) para cerrar en 3,472.44 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component avanzó 14.86 puntos (0.12%) para ubicarse en 12,179.83 unidades, informó la agencia Xinhua.

erp