La tendencia a la baja que ha sufrido el mercado bursátil mexicano se explica básicamente por factores externos, como la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, además de la elevada valuación que aún tiene la Bolsa Mexicana de Valores.

En ese contexto, luego de haber estado durante varias semanas en terreno positivo, en los últimos cinco días el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registra una pérdida de 3.57 por ciento.

En las operaciones de este jueves mostró una recuperación de 0.83 por ciento.

El principal indicador, en lo que va del 2014 reporta un ajuste a la baja de 2.37%, sin embargo, desde que alcanzó su nivel más alto en el año (8 de septiembre), cuando se ubicó en los 46,357.24 puntos, a la fecha muestra una contracción de 10.01 por ciento.

El desempeño del mercado accionario mexicano también está siendo afectado por la baja generalizada de las bolsas mundiales, sobre todo de las regiones de la zona euro, Japón y China.

Los inversionistas se encuentran nerviosos, sobre todo por la incertidumbre que existe en torno a la debilidad de la economía mundial, pues hay pronósticos de que para el siguiente año, las economías de Europa y Japón entrarán en recesión.

Bajos precios del crudo

La caída de los precios internacionales del petróleo es otro de los factores de preocupación para los intermediarios financieros, pues si bien un menor precio del crudo podría beneficiar a países importadores, a los productores les generaría fuertes distorsiones en sus finanzas.

Hemos observado una baja generalizada en las bolsas accionarias a escala mundial, principalmente en los mercados emergentes, combinada también con una fuerte depreciación de las divisas de esos países , dijo Arturo Espinosa, director de Estrategia de Renta Variable de Banco Santander.

Por su parte, el director de Análisis Bursátil de MetAnálisis, Gerardo Copca, comentó que en los últimos 15 años diciembre ha sido un mes positivo para el mercado bursátil mexicano, por lo que en este año, el último mes ha sido atípico y más aún con amplias posibilidades de que finalice con un saldo negativo.

El crecimiento será negativo hacia finales de año, pero nos daríamos por bien servidos con que el IPC recuperara lo que actualmente lleva de baja, es decir que finalice en los 44,500 puntos , destacó.

[email protected]