Twitter sigue enviando señales confusas a los mercados. En los primeros tres meses del año, la red social fundada por Jack Dorsey vio caer sus ingresos un 8%, en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 548.3 millones de dólares (503.2 millones de euros), informa Ep. Se trata de la primera caída en la cifra de negocio de Twitter desde su salida a Bolsa en 2013.

Pese a ello, los resultados presentados por la red social de los 140 caracteres se sitúan por encima de las previsiones de los analistas después de que, entre enero y marzo, la compañía redujera sus pérdidas y experimentarse un importante crecimiento en su base de usuarios. En concreto, Twitter contabilizó pérdidas por valor de 61.1 millones de dólares, cifra un 23% inferior a los números rojos correspondientes al mismo periodo del año pasado.

Aunque la compañía no especificó el número real de usuarios activos diarios, sí reveló que sus usuarios activos mensuales crecieron a 328 millones, 9 millones más que el trimestre anterior y unos 7 millones más de lo esperado. Pese al acelerón de Twitter, la red de microblogging todavía está lejos de las cifras de usuarios de Instagram que ya cuenta con 700 millones de usuarios mensuales, de los que 400 millones se han sumado en los últimos cuatro meses.

"Estamos cumpliendo con nuestro objetivo de construir un servicio que a la gente le guste usar todos los días y nos sentimos alentados por el impulso en el crecimiento de nuestra audiencia observador en el primer trimestre", ha declarado el consejero delegado de la tecnológica, Jack Dorsey. El fundador de Twitter confía en que el crecimiento en el número de usuarios conduzca a un avance positivo de los ingresos en el largo plazo.

Durante la presentación de sus cuentas, Twitter ha subrayado que sus costes para generar publicidad han caído un 63%, lo que, junto al incremento de usuarios activos, ha disparado el valor de las acciones de la compañía que en el momento de redactar estas líneas subían un 12 por ciento.

[email protected]