NUEVA YORK.- Los inventarios de crudo en Estados Unidos cayeron más de lo previsto, mientras que los de gasolina y los de destilados subieron, mostró el miércoles un reporte de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA).

Las existencias de crudo en el mayor consumidor mundial de petróleo bajaron 2.01 millones de barriles, a 363.12 millones, frente a los pronósticos de una caída de 900,000 barriles.

Los inventarios cayeron en simultáneo con un recorte de las importaciones de crudo de Estados Unidos de 631,000 barriles por día (bpd), a un promedio de 9.45 millones de bpd.

Los inventarios de gasolina crecieron en 537,000 barriles a 218.12 millones y los de destilados subieron 2.46 millones a 159.38 millones.

Analistas esperaban una caída de 500,000 barriles para las reservas de gasolina y un incremento de 800,000 barriles para las de destilados.

"El reporte de la EIA luce entre bajista y neutral", dijo Mark Waggoner, de Excel Futures. "Incluso con la caída de las reservas de crudo mayor a lo esperado, hay un aumento en las de gasolina, que fue contra los pronósticos de una baja, y un crecimiento grande en los destilados mucho mayor a lo previsto".

La utilización de las refinerías cayó 1 punto porcentual a 88.4%, de espaldas a las expectativas de los analistas de un incremento de 0.2 puntos porcentuales.

Las reservas de crudo en Cushing, Oklahoma, centro de entrega del contrato de NYMEX, bajaron en 795,000 barriles, a 36 millones de barriles.

Según los datos del grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API por sus siglas en inglés) los inventarios de crudo de Estados Unidos retrocedieron en 3.4 millones de barriles la semana pasada.