NUEVA YORK.- Los inventarios de crudo cayeron inesperadamente la semana pasada, mientras que las existencias de gasolina subieron, reportó el martes el grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API) en un informe semanal

Las existencias de crudo retrocedieron 794,000 barriles en la semana que finalizó el 14 de mayo, mostró el informe del API, frente a la previsión del mercado de un incremento de 700,000 barriles en el más reciente sondeo de Reuters.

La caída sucedió debido a que la tasa de utilización de las refinerías aumentó en 1 punto porcentual al 85.9 por ciento de la capacidad la semana pasada, mostraron los datos.

En tanto, los inventarios petroleros en Cushing, Oklahoma, crecieron en 914,000 barriles a un nuevo máximo histórico de 37.99 millones de barriles, según el API.

"El reporte del API mostrando una caída en los inventarios de crudo debiera haber sido alcista, aunque esto fue contrarrestado por un gran aumento en las existencias en el punto de entrega de Cushing, Oklahoma, y por eso los precios del petróleo están a la baja", dijo Phil Flynn, analista de PFGBest Research.

El crudo ampliaba sus pérdidas tras el reporte, cayendo 97 centavos a 69.11 dólares el barril en operaciones posteriores al cierre.

Las existencias de gasolina subieron inesperadamente 981,000 barriles la semana pasada, comparado con un pronóstico de caída de 600,000 barriles, según el promedio de estimados de analistas.

Los destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, bajaron en 331,000 barriles, frente a las expectativas de un incremento de 1.3 millones de barriles.

Las importaciones de crudo treparon en 2.6 millones de barriles por día (bpd) a 10.98 millones de bpd, informó el API.