Ante la cercanía de la elección presidencial en México este 1 de julio, el número de emisiones de deuda corporativa de largo plazo se redujo durante este mes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Durante junio se registraron únicamente cinco ofertas de certificados bursátiles por 26,850 millones de pesos, en contraste, en mayo se llevaron a cabo 13 por 26,447 millones de pesos.

“El ritmo de colocaciones disminuyó durante junio, al acercarse las elecciones federales, así como por algunos temas de incertidumbre macroeconómica”, adelantó en un análisis la casa de Estrategia de Deuda Corporativa de Banorte.

En el reporte, los especialistas destacan que el impacto será en el número de colocaciones, puesto que en el monto no se espera algún efecto.

Los emisores de deuda bursátil en este sexto mes del 2018 fueron la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con una oferta por 15,290 millones de pesos.

También Real Estatal de Autopistas de Nuevo León o REA, la operadora y promotora de infraestructura carretera en Nuevo León, por 7,260 millones de pesos.

Grupo Herdez hizo una emisión por 1,000 millones de pesos y AlphaCredit Capital recabó 1,800 millones. Para mañana está planeada la colocación de la arrendadora Docuformas por 1,500 millones de pesos.

“La emisión de Docuformas es la última que se encuentra en el pipeline de colocaciones en el mercado de deuda de largo plazo, después del alto dinamismo de emisiones que se presentó en el mercado a partir de marzo”, indica un análisis de Banorte.

Habrá volatilidad

El director general de la BMV, José Oriol Bosch, coincidió en que el número de colocaciones de deuda corporativa local se reducirá a medida que la volatilidad aumente en el mercado.

Oriol Bosch destacó que la volatilidad no respondía sólo a temas como los comicios federales de este domingo, sino por otros eventos como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como por las tensiones comerciales entre Estados Unidos con distintos países del mundo, como China.

No obstante, explicó que en este primer semestre del año la llave del financiamiento en el mercado de deuda ha estado abierta y han llegado nuevos emisores como Comercializadora Círculo K.

Mencionó que entre enero y mayo de este año el monto que las empresas han recaudado asciende a 152,000 millones de pesos con 69 emisiones, 175% más de 55,000 millones de pesos captados en el mismo periodo del 2017, con 56 emisiones.

Emisoras gastan hasta $2.4 millones cada vez que emiten deuda bursátil

Para realizar emisiones de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), las empresas llegan a gastar hasta 2.4 millones de pesos.

Dicho gasto considera el pago a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a la propia BMV, auditores, agencias calificadoras y honorarios de acuerdo con sus prospectos de colocación.

En lo que va del segundo trimestre, nueve emisoras realizaron emisiones de certificados bursátiles, cuyo monto asciende a más de 99.42 millones de pesos.

Entre estas empresas, se encuentra el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), Hir Casa, Grupo Elektra y AlphaCredit.

Los prospectos de colocación reflejan que, en este periodo, el listado para el Libramiento Elevado de Puebla realizó un pago por 85.39 millones de pesos. Entre sus intermediarios colocadores se encuentran Grupo Bursátil Mexicano y Banorte Casa de Bolsa.

Dicho monto representó 1.9% de su colocación de certificados bursátiles por hasta 4,500 millones de pesos.

En el total también están considerados los honorarios de las calificadoras Fitch y HR Ratings que ascendieron a 3.1 millones de pesos entre las dos.

“Inicialmente, las compañías deben realizar el pago a la CNBV y a la BMV por derechos de estudio y trámite”, explicó Alejandra Abarca, analista en Signum Research.

Estos montos pueden ascender aproximadamente a 42,549 pesos, de acuerdo con los documentos publicados en la BMV.

Otra de las emisoras que más gastó este trimestre en el proceso de emisión fue Invex Controladora con la colocación de sus certificados bursátiles de largo plazo. En este caso, la compañía realizó un pago por 5.9 millones de pesos, monto que representó 0.16% del amparo de la emisión por hasta 3,500 millones de pesos.

En contraparte, se encuentran Fovissste, Hir Casa y AlphaCredit, que entregaron únicamente lo correspondiente a las cuotas de la CNBV y la BMV.

Abarca explica que los costos pueden variar de sus agentes colocadores, además de que se observará un mayor costo por ser la primera vez que se lista en la BMV.

Dentro de los criterios mínimos de aceptación, se encuentran los estados financieros auditados que deben cumplir con la regulación vigente, carta de independencia del auditor externo, proyecto de contrato de colocación, entre otros. (Con información de Estephanie Suárez)

judith.santiago@eleconomista.mx