La actividad de negocios en la región central de Estados Unidos creció menos de lo esperado este mes, dada una desaceleración en el incremento del empleo y los nuevos pedidos, según un reporte difundido el viernes.

El índice de gerentes de compra (PMI) de la sede en Chicago del Instituto de Gerencia y Abastecimiento descendió a 67.6 en abril. En marzo, la lectura fue de 70.6 y los economistas esperaban una cifra de 68.5.

El componente de empleo del indicador bajó a 63.7 desde 65.6 en marzo y el de nuevos pedidos cayó a 66.3 desde 74.5. Una lectura por encima de 50 indica expansión en la economía regional.