Analistas de CIBanco, institución financiera mexicana presidida por Jorge Rangel de Alba, señalaron que durante el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el peso se ha apreciado 4.1% frente al dólar estadounidense.

Con dicho diagnóstico, el peso mexicano se ubica como una de las tres primeras monedas emergentes, con mejor comportamiento durante el periodo 2018-2019.

De acuerdo al análisis de CIBanco, la estabilidad del peso se debe al alto diferencial entre México y Estados Unidos, a los recortes en las tasas de interés que aplicó la Reserva Federal (Fed), y a  la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, que provocó una modificación en el tipo de cambio.

“Esto es en gran medida, lo que explica que estadísticamente la moneda ahora registre una apreciación, ya que la comparación se hace contra un valor alto, a diferencia de otras monedas en el mundo”, explican representantes de CIBanco y Rangel de Alba.

Aunque existen factores externos que puedan afectar la valorización del peso, como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el peso se mantendrá fuerte, a pesar de la incertidumbre financiera, destacaron dentro del análisis de CIBanco.

[email protected]

kg