Warren Buffett afirmó que su vehículo de inversión Berkshire Hathaway realizó una única inversión de especial relevancia en el 2017, pero la operación no contribuyó de forma considerable a consumir parte de su elevado exceso de capital.

Berkshire Hathaway pagó 2,760 millones de dólares (2,260 millones de euros) por 38.6% del capital de Pilot Travel Centers, el propietario de la cadena de estaciones de servicio para camiones Pilot Flying J.

El fondo de inversión de Buffett no dio a conocer el importe de la operación en octubre, cuando ejecutó la operación de compra ni en los posteriores informes enviados al organismo supervisor del mercado estadounidense, la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos.

Buffett busca en la actualidad inversiones voluminosas que sean capaces de consumir parte de su exceso de capital y ofrezcan mejores rentabilidades.

La compañía finalizó el año pasado con 116,000 millones de dólares en efectivo y bonos del Tesoro estadounidense, en lo que Buffett denominó una “sequía” en lo referente a operaciones.

saldría de compras

El multimillonario aseguró en su carta anual a los accionistas de Berkshire que la compañía necesita realizar una o más grandes adquisiciones para impulsar los beneficios procedentes de los negocios ajenos al sector asegurador.

Berkshire podría convertirse en accionista mayoritario en Pilot Travel Centers, ya que acordó aumentar su participación en la compañía hasta 80% del capital en el 2023. La familia Haslam, fundadora de Pilot Flying J, mantendrá 20% de las acciones de la compañía matriz.

Las acciones de Berkshire Hathaway avanzaron en 0.08% a 204.83 dólares en Wall Street, lo que dejó las ganancias en lo que va del  presente año en 3.33 por ciento.