Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense bajaron el jueves, ya que las noticias sobre la propagación de la epidemia de coronavirus en China fueron contrarrestadas por datos económicos positivos en Estados Unidos.

El retorno de los papeles referenciales a 10 años cayó 1.8 puntos básicos para situarse en 1.6087 por ciento. Una subasta con fuerte demanda de bonos gubernamentales a 30 años también evidenció un interés sostenido de los inversionistas.

Las operaciones denotaron una reacción generalizada al fuerte aumento del número de muertos e infectados por el coronavirus en China, que sembró nervios a los mercados y frenó el avance de las bolsas, al tiempo que impulsó al alza el precio de los bonos gubernamentales y del oro.

No obstante, unos datos económicos sólidos publicados en Estados Unidos impidieron que los rendimientos de los bonos cayeran aún más, dijo Andrew Richman, de SunTrust Advisory Services, ya que los inversores apuestan contra un impacto económico extremo a causa de la epidemia en China.

“Claramente, Estados Unidos no está en recesión, Europa no está empeorando y eso está equilibrando las terribles noticias procedentes de China”, afirmó Richman. En lo referente al eventual impacto económico por la epidemia, “nadie lo tiene del todo claro”, señaló.

Durante la subasta de la tarde, el Departamento del Tesoro vendió 19,000 millones de dólares en deuda a 30 años a una tasa máxima de 2.061 por ciento.