NUEVA YORK.- La subasta de 38,000 millones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense a tres años obtuvo el martes una sólida demanda, aplacando los temores sobre un desgaste en el apetito de los inversionistas por la deuda pública de bajo rendimiento.

La venta marcó un inicio positivo para las operaciones de refinanciamiento de mayo, con la demanda por los papeles a tres años alcanzando su nivel más alto en seis meses para este título.

El ratio de cobertura de ofertas, que mide la cantidad de ofertas ante el monto ofrecido, fue de 3.27, su mayor nivel desde el 3.33 anotado en la venta de notas a tres años en noviembre.

"Fue una subasta bastante buena dado el hecho de que la demanda fue elevada", dijo Todd Colvin, vicepresidente de la firma MF Global en Chicago.

La subasta del bono a tres años es parte de las ventas de esta semana por 78,000 millones de dólares para el refinanciamiento de mayo.

El Tesoro venderá 24,000 millones de dólares en papeles a 10 años el miércoles, para cerrar las operaciones con la venta de 16,000 millones de dólares en bonos a 30 años el jueves.

Esta última operación de refinanciamiento trimestral es 3,000 millones de dólares menor que las ventas por esos mismos vencimientos en el refinanciamiento de febrero.

El rendimiento de los papeles a tres años durante la subasta se liquidó a 1.414%, por debajo del rendimiento máximo de 1.776% de la subasta de abril.

Poco antes de conocerse los resultados de la subasta, los operadores esperaban que los papeles a tres años con vencimiento para mayo del 2013 tuvieran un rendimiento del 1.419 por ciento.

En el mercado abierto, el rendimiento de los títulos a tres años vendidos en abril operaba en 1.375%, sin cambios desde su cierre del lunes.