Walmart informó el jueves que los precios para sus compradores subirán debido a los aranceles más altos a las importaciones chinas, luego de que el minorista más grande del mundo reportó su mayor crecimiento en nueve años en las ventas comparables del primer trimestre.

Las acciones de Walmart, que ganaron 7% en lo que va del año, cerraron la jornada con un alza de 1.43%, a 101.31 dólares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incrementó la semana pasada de 10 a 25% los aranceles a importaciones chinas valoradas en 200,000 millones de dólares. Se espera que la medida genere una subida de los precios de miles de productos, entre ellos ropa, muebles y bienes electrónicos.

China tomó represalias el lunes, aunque en menor escala.

El jefe financiero de Walmart, Brett Biggs, ratificó a Reuters que el alza de los gravámenes provocará un aumento de los precios para los consumidores y sostuvo que la compañía buscará contrarrestarlo intentando conseguir productos de diferentes países y trabajando en las estructuras de costos.

Charlie O’Shea, analista de Moody’s, dijo que el potencial impacto en Walmart y sus compradores por los nuevos aranceles será limitado por su negocio de alimentos, que contribuye con aproximadamente 56 por ciento de los ingresos totales de la empresa.

“Creemos que Walmart tiene los recursos tanto financieros como a través de sus relaciones con los proveedores para minimizar el impacto”, dijo O’Shea.