El petróleo Brent tocó el martes un nuevo mínimo de cinco años antes de cotizar estable cerca de 66 dólares por barril, en medio de algunas compras cautelosas tras caer los precios 43.00% desde junio.

La creciente producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos ha afectado la capacidad de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de manejar los suministros, debilitando fuertemente los precios en anticipo a un gran exceso en la oferta a inicios del próximo año.

La oferta y la demanda determinará los precios del petróleo en los próximos meses, dijo el martes un funcionario del sector en Emiratos Árabes Unidos, en la más reciente señal de que los productores de la OPEP en el Golfo Pérsico están preparados para enfrentar los bajos precios tras negarse a reducir la producción el mes pasado.

El petróleo Brent para enero sumaba 2 centavos, a 66.21 dólares por barril a las 0940 GMT, luego de caer hasta los 65.29 dólares, su menor precio desde septiembre del 2009. El Brent perdió un 4,2 por ciento o 2,88 dólares el lunes en su tercera mayor pérdida diaria este año.

El petróleo en Estados Unidos sumaba 23 centavos, a 63,28 dólares por barril, recuperándose luego de tocar brevemente los 62,25 dólares, su menor nivel desde julio del 2009. El contrato perdió un 4,2 por ciento, o 2,79 dólares el lunes.

Fuentes de la industria dijeron que Arabia Saudita, el mayor exportador de la OPEP, mantendría en enero las ventas de crudo en los volúmenes contratados para los compradores asiáticos, mientras que el jefe de la petrolera estatal de Kuwait dijo el lunes que el crudo se mantendría en torno a los 65 dólares por barril durante meses.

La correduría noruega DNB Markets dijo que el exceso de suministros podría presionar al Brent hacia los 50 dólares en la primera mitad del 2015, luego de reducir su pronóstico anual promedio en 10 dólares a 70 dólares por barril.

Los precios del Brent promediaron casi 110 dólares entre el 2011 y el 2013 y superaron los 115 dólares en junio. Las pérdidas se aceleraron a fines de noviembre luego de que la OPEP decidió no reducir su meta de producción, pese a sus pronósticos de un superávit en el mercado y los llamados de miembros del grupo como Irán y Venezuela a reducir la producción.

Desde entonces, Arabia Saudita y el segundo productor de la OPEP, Irak, han reducido sus precios mensuales para Estados Unidos y Asia, en una decisión que según algunos analistas muestra que los miembros de la OPEP están compitiendo por participación de mercado.

frm