El petróleo Brent se negociaba por encima de los 48 dólares por barril el jueves, dado que las compras de especuladores ante las expectativas de un repunte en los precios contrarrestaban datos que mostraron en la víspera que las existencias de crudo en Estados Unidos alcanzaron niveles récord.

El petróleo en Estados Unidos operaba en 44.26 dólares por barril a las 1141 GMT, una caída de 19.00 centavos, aunque lejos de un mínimo de seis años visto el miércoles.

El petróleo Brent sumaba 20.00 centavos, a 48.67 dólares.

La gubernamental Administración de Información de Energía (EIA) dijo que las existencias de crudo en Estados Unidos subieron en casi 9.00 millones de barriles respecto a la semana anterior a casi 407 millones, el nivel más alto desde que el Gobierno empezó a registrar los datos en 1982.

Eso arrastró el petróleo en Estados Unidos a un mínimo intradía de 44.08 dólares, el punto más bajo desde abril del 2009, aunque el Brent se mantuvo al alza relativamente bien.

Analistas esperan que las existencias sigan creciendo dado que la producción en Estados Unidos no ha mostrado señales de desacelerarse, y las tasas de utilización caerán cuando las refinerías empiecen su periodo de mantenimientos estacionales.

Además, la estructura del mercado le da a operadores un incentivo para comprar crudo barato para almacenar, con el objetivo de venderlo a un precio más alto para entrega a futuro.

Algunos operadores consideran que esas compras para almacenar han ofrecido un "falso piso" en el mercado, y que cuando los almacenes en tierra se llenen, o la rentabilidad del almacenamiento flotante ya no funcione, habrá otra ola vendedora en los futuros.

En una conferencia telefónica sobre las ganancias de la compañía, el presidente ejecutivo de Shell, Ben van Beurden, dijo que prevé que los precios del petróleo se estabilicen en 90 dólares por barril en el largo plazo, pero que es difícil predecir cuándo podría suceder esto.

El ejecutivo agregó que los mercados petroleros seguirían volátiles en el mediano plazo dado que la caída en los precios de más de 50.00% en los últimos seis meses fue provocada por un exceso de suministros relativamente pequeño, que fue equivalente a apenas 2.00% de la demanda global.

frm