Londres - El crudo Brent reanudó su escalada hacia los 120 dólares por barril este jueves, en medio de preocupaciones por Irán y un esperado declive en la producción en el Mar del Norte.

El petróleo Brent ganaba 78 centavos, a 119.71 dólares por barril a las 1538 GMT, tras caer más temprano en la sesión.

El miércoles, había llegado a un máximo de incluso 119.99 dólares, récord intradiario desde agosto, cerrando a 118.93 dólares, el mayor nivel final para un día desde junio.

En euros, los precios del Brent alcanzaron su mayor nivel desde el 2008, según datos de Reuters.

El crudo estadounidense bajaba 12 centavos, a 101.68 dólares. Más temprano, el contrato recortó pérdidas previas debido a un positivo informe laboral en Estados Unidos.

Irán, el quinto exportador mundial de petróleo y que enfrenta duras sanciones contra sus exportaciones de crudo, propuso reanudar las estancadas conversaciones nucleares con las potencias mundiales, según una carta enviada a la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, obtenida por Reuters este jueves.

"El consumidor europeo actualmente está recibiendo un doble golpe de Irán, que intenta hacer su mejor esfuerzo para impulsar los precios del crudo Brent, mientras que Grecia sigue presionando al euro frente al dólar", dijo Olivier Jakob, de Petromatrix.

El embajador de Irán en Rusia dijo este jueves que los planes de reducir los suministros de crudo iraní a Europa sólo beneficiarían a la república islámica, que en el pasado ha dependido fuertemente de las importaciones de combustible debido a su restringida capacidad de refinación.

No obstante, el Ministerio del Petróleo de Irán negó el miércoles un reporte de la televisión estatal iraní que refería que el país detuvo las exportaciones de crudo a seis países de la Unión Europea.

Aparte, el número de solicitudes iniciales de subsidios por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada a cerca de un nivel mínimo en cuatro años, lo que sugiere que el mercado laboral estadounidense está ganando impulso.

Los mercados globales registraban una lenta actividad durante las operaciones en Europa debido a que el retraso en la decisión sobre un crucial paquete de rescate financiero para Grecia alentó el nerviosismo entre los inversores y puso en pausa una escalada en el mercado que marcó el inicio del 2012.

En tanto, el euro retrocedía contra el dólar.

ros