Las tensiones geopolíticas entre Irán y Europa van en aumento, , ayer Irán suspendió a otros dos países europeos el envío de crudo, derivando en nuevas alzas en los precios del energético.

La mezcla europea, el Brent, ha sido la más afectada ante la tensión con Irán. Ayer, la mezcla ganó 1% para cotizar en 122.90 dólares por barril en el mercado londinense, nivel no visto desde el pasado 2 de mayo.

Hay que notar que los precios del petróleo han comenzado a subir y ya rompieron al alza los 120 dólares por barril en el caso del tipo Brent. Si continúan en aumento, resurgirá el temor inflacionario , destacó Mario Correa, analista de Scotiabank.

En Estados Unidos (EU), el West Texas Intermediate (WTI) con entrega en abril apenas ganó tres centavos al cotizar en 106.28 dólares por barril, su mejor nivel desde el 4 de mayo.

En lo que va del año, el Brent acumula ganancias de 14.8% y el WTI de 7.2 por ciento.

El mayor avance del Brent se debe no sólo a la situación que atraviesa la región en materia de la irrupción en suministros desde Irán, sino también su momento económico. Los riesgos clave son la relativa fragilidad de la recuperación económica en Europa y los altos costos del petróleo en monedas europeas , aseguró Julian Jessop, economista global de Capital Economics.

La situación económica parece distinta en Estados Unidos y, con el moderado ritmo de recuperación, las economías aún podrían soportar precios más elevados de los energéticos, agregó Jessop.

El premio con que cotizan los precios del petróleo es de alrededor de cinco dólares por barril, y el Brent podría repuntar a 210 dólares en un escenario que involucre el cierre del Estrecho de Ormuz.