Los precios del Brent finalizaron enero con una ganancia de 3.35% a 110.98 dólares por barril, impulsados por la creciente tensión del programa nuclear de Irán y las amenazas de éste de cerrar el Estrecho de Ormuz.

En el último mes, los precios del Brent se vieron presionados por las sanciones que Estados Unidos y ahora la Unión Europea aplicarán en contra de las exportaciones iraníes de crudo como castigo a su programa nuclear.

En respuesta, Irán, el segundo mayor productor de crudo de la OPEP, amenazó con interrumpir sus exportaciones a los países europeos antes del 1 de julio, fecha en que la Unión Europea comenzará a aplicar la veda al crudo iraní.

Asimismo, Teherán amenaza con cerrar el Estrecho de Ormuz, algo que Estados Unidos dijo no tolerará .

De esta manera, en medio de fundamentos ajustados y crecientes conflictos, Goldman Sachs estima que el Brent finalizará el 2012 en 127.50 dólares por barril y cotizará a un promedio de 120 dólares en el 2012.

Aunque algunos analistas prevén que si Teherán suspende las ventas a Europa los precios no tendrán grandes cambios, debido a que al parecer Arabia Saudita podría cubrir la demanda, a lo que se le suma la recuperación en la producción libia.

Por otra parte, el crudo estadounidense, el WTI, bajó 0.35% en enero a 98.48 dólares, dejando de lado las tensiones en Medio Oriente y afectado por alzas mayores a las esperadas en los inventarios del combustible en EU, así como por cifras mixtas de la economía de ese país que sugieren un crecimiento más lento en los primeros meses de este año.

[email protected]