El petróleo Brent operaba estable el viernes a poco más de 107 dólares por barril ante las expectativas de que datos sobre el empleo en Estados Unidos, que se conocerán durante la jornada, confirmen una aceleración en el crecimiento económico del mayor consumidor mundial de crudo.

El crudo Brent bajó 2 centavos, a 107.17 dólares a las 1113 GMT, tras subir un 0.9% en la sesión anterior, su mayor avance diario desde el 22 de enero.

El petróleo en Estados Unidos, el WTI, cayó 39 centavos, a 97.45 dólares, afectado por las expectativas de una menor demanda interna en el país durante el punto álgido de la temporada de mantenimiento de refinerías en los siguientes meses.

Está previsto que a las 1330 GMT se difundan las cifras de las nóminas no agrícolas de Estados Unidos. Un sondeo de Reuters apuntaba a una recuperación en el aumento de empleos de 185,000 en enero frente a los decepcionantes 74,000 de diciembre.

La perspectiva más optimista fue reforzada por un reporte del jueves que mostró que el número de estadounidenses que solicitaron subsidios por desempleo cayó más de lo esperado la semana pasada.

El diferencial entre el Brent y el contrato en Nueva York estaba en torno a los 9.70 dólares por barril. La brecha se achicó a 7.94 dólares el barril el miércoles, la más ajustada desde mediados de octubre.

frm