Nueva York- El crudo Brent terminó este jueves por encima de los 120 dólares por barril, su mayor cierre en ocho meses, en medio de los temores por el suministro de Irán y del Mar del Norte, donde se espera que la producción caiga el próximo mes.

El euro revirtió pérdidas contra el dólar, lo que también impulsó las ganancias del petróleo a ambos lados del Atlántico.

Los futuros de crudo Brent cerraron con alza de 1.18 dólares, o 0.99%, a 120.11 dólares por barril.

El crudo estadounidense para marzo subió 0.51 dólares, a 102.31 dólares por barril, el nivel más alto desde el 4 de enero.

El euro se recuperó tras reportes de que los bancos centrales de la zona euro acordaron canjear sus tenencias de bonos griegos por nuevos papeles como parte de un acuerdo para ayudar a la endeudada Grecia.

Esta situación elevó las esperanzas de que las autoridades lograrán un acuerdo en torno al paquete de rescate que requiere Atenas la próxima semana.

El crudo estadounidense borró un descenso de 1 dólar y subió, dado que positivos datos laborales y de vivienda en Estados Unidos mejoraron las perspectivas para la demanda local de energía.

Los datos estadounidenses también ayudaron a impulsar los precios del crudo Brent.

En euros, los precios del Brent alcanzaron su mayor nivel desde el 2008, según datos de Reuters.

El número de solicitudes iniciales de subsidios por desempleo cayó inesperadamente la semana pasada a cerca de un nivel mínimo en cuatro años, lo que sugiere que el mercado laboral estadounidense está ganando impulso.

El embajador de Irán en Rusia dijo el jueves que los planes de reducir los suministros de crudo iraní a Europa sólo beneficiarían a la república islámica, que en el pasado ha dependido fuertemente de las importaciones de combustible debido a su restringida capacidad de refinación.

El miércoles, el petróleo subió después de que la televisión estatal iraní reportó que el país detuvo las exportaciones de crudo a seis países de la Unión Europea, lo que luego fue negado por el Ministerio de Petróleo de Teherán y ayudó a recortar ganancias en la sesión.

Irán, el quinto exportador mundial de petróleo y que enfrenta duras sanciones contra sus exportaciones de crudo, propuso reanudar las estancadas conversaciones nucleares con las potencias mundiales, según una carta enviada a la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, obtenida por Reuters este jueves.

ros