Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo subían este martes siguiendo a sus pares de Estados Unidos, en medio de un repunte del apetito por el riesgo, lo que generaba buenas oportunidades de compra a dos días de la publicación del dato local de inflación.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento el 10 de junio del 2021, trepaba 0.02 puntos frente a su cierre del lunes, a 6.96 por ciento.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, operaba a 7.65%, 0.03 puntos por arriba de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

En tanto, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense subían este martes, mientras los inversionistas se posicionaban de cara a una subasta de deuda más tarde y ante una menor demanda por activos seguros debido a un alza de las acciones.

Este movimiento representa una buena ocasión para tomar posiciones en la deuda local, de cara a la publicación del índice de precios al consumidor de México en mayo, que podría presentar un fuerte descenso según un sondeo de Reuters.

"Me gustan los niveles para entrar y participar de una vez, por lo mismo que se espera un buen dato de inflación, sería un buen momento de ir tomando algo de participación, para cobrarle unos cuantos puntos base el día que salga el dato", dijo un operador de mesa de dinero.

El dato de precios, que el banco central de México dará a conocer el jueves, es una referencia clave para establecer los márgenes de ganancia que otorgan los papeles de deuda.

En este contexto, la recomendación de los operadores se hacía extensiva a los plazos más largos de los Certificados de la Tesorería (Cetes), como seis meses y un año, luego de que en los últimas semanas habían sido desechados de los portafolios de grandes instituciones.

"Si sale una inflación baja, tal vez también decidan tomar un poco de riesgo", agregó el operador.

El interés por los Cetes podría verse de manifiesto más tarde en la jornada durante la subasta semanal de valores gubernamentales.

Para la tasa del bono con vencimiento el 5 de diciembre del 2024, operadores esperan que de aquí al fin de semana se acerque más a niveles del 7.09-7.10%, impulsada por el reporte de precios al consumidor.