Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo subían este lunes, en medio de una toma de utilidades tras las ganancias previas en la semana y en espera de conocer el dato de inflación local de mayo.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento el 10 de junio del 2021, trepaba 0.05 puntos frente a su cierre del viernes, a 6.93 por ciento. Operadores ven un rango de entre 6.95 y 6.90% para el resto de la jornada.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, operaba al 7.61%, 0.07 puntos por arriba de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

Los instrumentos han registrado desde marzo una racha de bajas de casi 0.10 puntos, ante un fuerte ingreso de inversores extranjeros al mercado de deuda local, por lo que intermediarios esperaban un ajuste normal esta semana.

"Creo que fue gente que ha venido muy invertida porque cobró, no veo el cambio de tendencia todavía para arriba creo que el mercado se empezó a ajustar, había muchos jugadores cargados del lado comprador y eso provocó la toma de ganancias", dijo un operador.

Por su parte, el grupo financiero Monex recomendó reducir posiciones en tasas reales (Udibonos), dado un entorno positivo para la inflación, y aprovechar momentos de alza en tasas para comprar posiciones a plazos en la parte media de la curva (3-10 años).

Este martes el Banco de México subastará, además de los Cetes a 28, 91 y 175 días, Bonos y Udibonos a 5 años.

"En la subasta primaria de Cetes nuevamente no esperamos cambios relevantes, ante la demanda de inversionistas extranjeros, y la expectativa de que la tasa de objetivo de Banxico (banco central) se mantendrá en 4.5% al menos en lo que resta del año", dijo Santander en un reporte.

Por su parte un operador dijo que que en cuanto al bono de cinco años, vio a un participante específico defendiendo esa parte de la curva, por lo que cree que habrá algo de demanda en la subasta, pero "no una locura".

"Si el bono del Tesoro rompe con fuerza en 3.0% para abajo tendría que tirar la parte de los bonos y la TIIE, sobretodo la parte de atrás. Las bolsas están negativas, no vería por qué tanto apetito por vender tasa mexicana", agregó el operador.

La bolsa mexicana se desplomó este lunes arrastrada por las acciones de Grupo México tras el triunfo del nacionalista Ollanta Humala en las elecciones en Perú, donde tiene importantes operaciones, y presionada también por el fuerte descenso de los índices de Wall Street.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones cayó 0.50 por ciento.

El índice compuesto Nasdaq perdió 1.11 por ciento.

Un operador recomendó invertir en el largo plazo en Bondes D mientras que para los bonos recomendó la parte media de la curva.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro subieron levemente el lunes dado que los inversores trataban de abaratar la deuda a la espera de las subastas por 66,000 millones de dólares en notas de esta semana.

El Tesoro venderá 32,000 millones de dólares en papeles a tres años el martes, 21,000 millones de dólares en notas reabiertas a 10 años el miércoles y 13,000 millones de dólares el jueves en deuda a 30 años