Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo descendían este lunes animadas por datos económicos de Estados Unidos más fuertes de lo esperado y el anuncio de la muerte del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento del 10 de junio del 2021, retrocedía 0.05 puntos frente a su cierre del viernes, a 7.23%, de acuerdo con intermediarios.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, operaba a 7.80%, 0.05 puntos por debajo de su cierre previo.

La muerte del líder del grupo islámico Al Qaeda en una operación liderada por Estados Unidos redujo la percepción de riesgo geopolítico, incrementando el apetito de los inversionistas globales por activos de riesgo, como los bonos locales.

"Hay flujos de mesas y clientes locales. El mercado está a la espera de datos duros de la economía estadounidense", comentó un operador. "La curva local se ha bajado bastante; yo esperaría ver flujos mixtos, tomando utilidades en estos niveles", agregó.

El principal socio comercial de México divulgó el lunes datos más fuertes de lo esperado de gasto en construcción y actividad manufacturera, pero ahora el mercado está a la espera de conocer las cifras oficiales de empleo de Estados Unidos el viernes.

Los rendimientos de la deuda local cayeron el mes pasado unos 0.40 puntos, debido a una continua entrada de flujos del exterior atraídos por las buenas expectativas para la economía mexicana y la fortaleza de la moneda doméstica.

El peso operaba este lunes por debajo de las 11.50 unidades por dólar. A lo largo del año, la moneda suma una ganancia de más de 7 por ciento.

A nivel local, analistas privados bajaron su pronóstico para la inflación de México al cierre del 2011 a 3.87 desde 3.92% previo y subieron su estimación para el crecimiento económico a 4.37 desde 4.25% previo, según un sondeo del banco central.

Ambas cifras son consideradas clave para el mercado, porque influyen directamente en las decisiones del banco central para mover su tasa de referencia, que marca el ritmo de los rendimientos de los bonos.

En la parte corta de la curva, el rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a un día en México se mantenía sin cambios frente a su cierre del viernes en 4.50 por ciento.