Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo operaban sin grandes cambios este jueves, por la cautela de algunos inversionistas a la espera de conocer el viernes importantes cifras sobre el mercado laboral estadounidense, que podrían resultar débiles.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento del 10 de junio del 2021, subía 0.01 puntos frente a su cierre del miércoles, a 6.89 por ciento.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, operaba a 7.49%, sin cambios respecto de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

Estados Unidos publicará el viernes su muy esperado informe mensual sobre las nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo, que es visto como un importante termómetro de las condiciones de la mayor economía del mundo.

"Hay mucha cautela", dijo un especialista. "A juzgar por las últimas cifras, el mercado está apostando por un mal reporte laboral", comentó otro operador.

Si bien un reporte oficial mostró este jueves una baja de las solicitudes semanales del seguro de desempleo en Estados Unidos, otro informe divulgado en la víspera dejó ver que el sector privado creó en mayo menos empleos de los esperados por los economistas.

Especialistas piensan que la cautela podría continuar durante el día, mientras algunos participantes aprovechan para llevar a casa un poco de las ganancias acumuladas en las últimas semanas, en medio de una fuerte entrada de flujos del exterior.

Bajo este escenario, intermediarios no descartan ver la tasa del referencial bono con fecha de vencimiento el 5 de diciembre del 2024 en niveles por arriba de 7.07%, tras cerrar en la víspera en 7.04 por ciento.

En la parte corta de la curva, el rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a un día en México avanzaba 0.03 puntos contra su cierre del miércoles, a 4.45 por ciento.