Nueva York - Los precios de la deuda del Tesoro estadounidense subían este lunes, con los rendimientos referenciales apenas por sobre los mínimos históricos, ante las apuestas de que la Reserva Federal se embarcará en una tercera ronda de compras de bonos a gran escala para estimular a una lenta economía estadounidense.

El decepcionante crecimiento del empleo nacional, junto a la crisis de deuda de Europa y la lenta actividad empresarial de China, han aumentado la especulación de que el banco central estadounidense se prepara para comprar más bonos a largo plazo a fin de bajar las tasas de interés, en un intento por fomentar el endeudamiento y la demanda, según analistas.

"El impulso económico tiene una tendencia a la baja", dijo Sharon Stark, estratega de renta fija en Sterne Agee & Leach en Birmingham, Alabama. "Los operadores se preparan para otra ronda de alivio cuantitativo luego de tres meses de crecimiento laboral por debajo del consenso", agregó.

Economistas de Wall Street ven una posibilidad de 70% de que la Fed se embarque en una tercera ronda de alivio cuantitativo, según un sondeo realizado poco después del dato de nóminas de empleo de junio, conocido el viernes.

En Europa, la larga lucha de España y Grecia por manejar su deuda reavivó el atractivo de la deuda gubernamental estadounidense y alemana para los inversionistas, que la perciben como una inversión más segura.

Los bonos referenciales a 10 años del Tesoro estadounidense subían 4/32 en precio hasta 101-31/32 y rendían 1.54%, bajando 1.4 puntos básicos desde el cierre del viernes.

El rendimiento a 10 años está unos 10 puntos básicos sobre el nivel fijado el 1 de junio, que es el más bajo registrado desde inicios de 1800, según datos de Reuters.

El Tesoro venderá 32,000 millones de dólares en notas a tres años el martes; 21,000 millones de dólares en notas a 10 años el miércoles y 13,000 millones de dólares en notas a 30 años el jueves.

Rob