Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían este viernes en una jornada de bajo volumen, consolidando las ganancias de esta semana tras datos económicos débiles y la confirmación de que la Reserva Federal mantendrá sus programas de estímulo monetario.

Ciertas barreras técnicas también afectaban a los bonos. El rendimiento del papel referencial de deuda a 10 años cayó a 3.30% al comenzar la jornada, cerca de un nivel de resistencia clave de 3.25 por ciento. Luego, se recuperó levemente a 3.32 por ciento.

"Algunas señales preliminares sugieren que se ha acumulado demasiado impulso técnico", dijo David Ader, estratega de CRT Capital en Stamford, Connecticut.

En línea con eso, no se necesitaría mucho para impulsar un rebote técnico, dijo.

Las compras de bonos previstas la semana próxima por la Reserva Federal deberían apoyar a los bonos, mientras el mercado se prepara para la publicación del influyente informe sobre la creación de empleos el otro viernes.

Al estar los rendimientos del bono a 10 años cerca de la resistencia de 3.25%, los estrategas de RBS recomendaron en un reporte "reducir la exposición a los papeles largos".

"Vemos compradores por encima de 3.50% en 10 años y una fuerte resistencia en 3.25%", dijo William O'Donnell, de RBS Securities en Stamford, Connecticut, para quien los bonos están consolidando sus ganancias recientes.

Este viernes, los bonos a dos y cinco años rendían 0.645 y 2.03%, respectivamente.

Por su parte, el papel a 30 años caía 3/32 en precio y ofrecía un rendimiento de 4.23% frente a 4.42% del jueves.

Además de las resistencias técnicas, el mercado de bonos debería enfrentar pocos contratiempos, dijo O'Donnell, dado que incluso tras un periodo de política monetaria y fiscal expansivas, la economía "corre el riesgo de estancarse".

El Gobierno reportó este viernes alzas en el gasto y en el ingreso de los estadounidenses, pero los datos tuvieron poco impacto en el mercado.