Nueva York- Los precios del bono referencial del Tesoro estadounidense cayeron este lunes, ya que los inversionistas tomaron ganancias tras una reciente alza que fue generada por los temores sobre un empeoramiento en la crisis de deuda de Europa y previo a una nueva venta de deuda por 99,000 millones de dólares esta semana.

Los rendimientos de las notas de referencia a 10 años cayeron la semana pasada a cerca de sus mínimos niveles en al menos 60 años, debido a que los inversionistas buscaron nueva información sobre cómo los líderes europeos abordarán una posible salida de Grecia de la zona euro.

Los líderes del Grupo de las 8 naciones más ricas del mundo dijeron en una cumbre el sábado que tenían interés en que Grecia permaneciera en el bloque monetario y prometieron equilibrar las medidas de austeridad con estímulos al estilo estadounidense, visto como vitales para sanar a las economías de la zona euro.

Operadores también consolidaron posiciones tras dos meses de alzas impulsadas por temores sobre el contagio en Europa y preocupaciones de que el crecimiento económico en Estados Unidos se desacelera.

Las acciones subieron este lunes, minando el valor de refugio de los bonos, pero las pérdidas de la deuda referencial fueron limitadas mientras los problemas de deuda de Europa permanecen intensamente en el foco.

"Las acciones subieron con un poco de ayuda de operaciones de busca de riesgo, pero aunque incluso tenemos ventas por 99,000 millones de dólares esta semana, la gente está ciertamente bien consciente del hecho de que los problemas en Europa no están resueltos y que probablemente pase un largo tiempo antes que lo estén", dijo Mary Ann Hurley, vicepresidenta de operaciones de renta fija en D.A Davidson & Co en Seattle.

La deuda a 10 años cayó 6/32 en precio para un rendimiento de 1.74% frente a 1.72% del cierre del viernes. Los rendimientos referenciales han caído más de 60 puntos base en los últimos dos meses y operan no lejos de 1.67%, un nivel alcanzado el 23 de septiembre y que fue el mínimo en al menos 60 años.

Las nuevas ventas de bonos de esta semana contemplan 99,000 millones de dólares en notas a dos, cinco y siete años. Los operadores a menudo se mueven para abaratar los precios de la deuda en camino hacia dichas subastas.

La venta de deuda a siete años del jueves será la más seguida.

Las notas a siete años cerraron la sesión con un rendimiento de 1.16%, tras caer a un nuevo mínimo de 1.14% el viernes.

La subasta de bonos a siete años de abril se vendió a un rendimiento mínimo récord de 1.35 por ciento.

ros