Los rendimientos de los bonos mexicanos de largo plazo subían poco antes del cierre este martes ante el tono negativo de los mercado emergentes, la depreciación del peso mexicano y la fortaleza global del dólar, despegándose así del movimiento de sus pares en Estados Unidos.

La tasa del bono de 10 años, con fecha de vencimiento del 10 de junio del 2021, subía un 0.02 puntos frente a su cierre del lunes, en 7.25 por ciento.

Un operador estimó que la tasa de este instrumento podría oscilar en la semana entre los 7.21 y 7.28 por ciento.

Por su parte, el rendimiento a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, subía 0.01 puntos contra su cierre previo, a 7.82%, de acuerdo con intermediarios.

Asimismo, para el bono con vencimiento en diciembre del 2024 operadores esperan un rango de 7.48-7.50 por ciento para la compra y 7.38-7.40 para la venta.

"El mercado estuvo con el sesgo de reducir riesgos, esto empezó del lado de bolsa; el sentimiento no era muy bueno", dijo un agente de renta fija.

La bolsa local tuvo este martes su peor caída en más de ocho meses, a tono con otras plazas de la región, mientras que el peso mexicano llego a caer más de 0.50%, afectado por coberturas de posiciones tras una fuerte carrera alcista.

En tanto, la subasta de valores gubernamentales del martes tuvo una oferta de papel mayor a la de otras subastas.

Se ofrecieron Cetes de 28, 91, 182 días y un año, además de Bondes D a 5 años, Bonos de 20 años y Udibonos a 30 años.

"Hoy hubo subasta grande, se incrementó el monto de papel. La participación en la subasta no fue tan buena como se esperaba y creo que eso causó que los formadores de mercado se quedaran con gran parte de la subasta", agregó el operador.

A nivel global, el dólar se fortalecía 0.22% ante una cesta de seis monedas de referencia.

"Siento que hubo reacomodos en tasas y tipo de cambio. Están sufriendo algunos emergentes, en especial los que tienen concentración en materias primas, hay un acomodo de precios", puntualizó.

El viernes, el mercado espera conocer el reporte sobre la situación del empleo en abril en Estados Unidos.

El mercado laboral es un importante termómetro sobre la salud de la mayor economía del mundo y es un indicador que se mantiene fijo en la mirada de los encargados de la política monetaria de la Reserva Federal.

En la parte corta de la curva, la tasa de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a un día en México operaba en 4.48%, 0.02 puntos por debajo de su cierre del lunes.