Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo avanzaban este jueves por cuarta jornada consecutiva de la mano de sus pares del Tesoro estadounidense, al crecer el apetito global por instrumentos de mayor riesgo.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento del 10 de junio del 2021, subía 0.07 puntos frente a su cierre del miércoles, a 7.03 por ciento.

Por su parte, la tasa del bono a 30 años, con vencimiento el 18 de noviembre del 2038, operaba a 8.11%, 0.08 puntos por arriba de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

La aprobación de un plan de austeridad en Grecia y cifras mejores a lo esperado de la actividad fabril de Estados Unidos alentaron a los inversores a aventurarse hacia activos de mayor riesgo en detrimento de la renta fija, que es considerada un refugio cuando no hay buenas perspectivas económicas.

Y aunque los bonos mexicanos no son vistos tan seguros como la deuda del Tesoro, en los últimos meses su atractivo ha aumentado en las carteras de los inversionistas globales en medio de buenas perspectivas para la economía local.

"En la semana hemos observado que la correlación entre los bonos mexicanos y sus similares norteamericanos se ha fortalecido", comentó Alejandro Padilla, analista del grupo financiero Banorte-IXE.

Un alza de las tasas de los bonos del Tesoro quita atractivo a los instrumentos de deuda de largo plazo mexicanos porque el diferencial de tasas se hace más corto.

En el transcurso de la semana, los rendimientos locales suman un alza de casi 0.20 puntos.

Operadores estiman que el mercado podría registrar algunos altibajos durante el día, dado que la presente jornada es la última del trimestre y muchos inversionistas privados demandan y venden mayores cantidades de instrumentos para nivelar sus portafolios.

En el caso del bono con vencimiento el 5 de diciembre del 2024 analistas piensan que su rendimiento podría oscilar en la jornada en un rango de 7.19 a 7.25 por ciento.

La tasa de este referencial instrumento para el mercado se ubicaba el jueves en 7.25 por ciento.

En la parte corta de la curva, el rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a un día en México subía 0.06 puntos contra su cierre del miércoles, a 4.51 por ciento