Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense extendían sus pérdidas este miércoles, llevando a los rendimientos a su nivel más alto en un mes, tras una débil demanda en una subasta de deuda a siete años.

Los bonos a siete años caían 21/32 en precio y rendían 2.41%, un máximo desde fines de mayo.

El bono a 10 años retrocedía 24/32 en precio y ofrecía un retorno de 3.13%, rompiendo su promedio móvil de 200 días en 3.12 por ciento.