La mayoría de los bonos del Tesoro estadounidense operaban estables este lunes tras borrar sus alzas previas, ante la incertidumbre sobre si la crisis de Grecia y la vacilante recuperación estadounidense afectarán el avance que experimenta el mercado desde hace más de dos meses.

Los precios de los bonos fueron impulsados más temprano en la jornada por la incertidumbre creada después que los ministros de Finanzas de la zona euro dijeron que Grecia tenía que aprobar medidas estrictas de austeridad antes de que se adopte una decisión final sobre la extensión de otros 12,000 millones de euros en préstamos.

Sin embargo, frenaron el avance cuando el mercado de acciones comenzó a subir y los operadores evaluaban si la aversión al riesgo había presionado demasiado a la baja los precios de las acciones y muy al alza al mercado de bonos.

"Los alcistas de los bonos de hecho podrían haber excedido el entusiasmo en las primeras negociaciones", dijo Gennadiy Goldberg, analista de activos de renta fija con 4Cast Ltd en Nueva York.

Los precios de los bonos de referencia a 10 años se negociaban sin cambios para un rendimiento de 2.95% tras haber caído antes hasta 2.89 por ciento. La deuda ha visto una fuerte resistencia técnica en niveles de 2.88%, el rendimiento más bajo desde comienzos de diciembre y una barrera que las notas probaron la semana pasada.

Los rendimientos a 10 años han caído desde 3.12% un mes atrás y desde niveles más altos de 3.59% a mediados de abril.

Una caída mayor en los rendimientos podría depender ahora de si los inversionistas temen de un mayor contagio de riesgo por los problemas de la zona euro o si ven demasiada debilidad en los datos económicos de Estados Unidos.

"El mercado está encontrando dificultades en subir sin noticias malas de Europa o noticias malas en la parte de la economía estadounidense", dijo Charles Comiskey, jefe de operaciones del Tesoro con Bank of Nova Scotia en Nueva York.

Ante la ausencia de nuevos acontecimientos en los próximos días, la volatilidad y los volúmenes del mercado podrían descender, dijo Tom Tucci, jefe de operaciones de bonos del Gobierno con RBC Capital Markets en Nueva York.

"La gente no quiere tomar decisiones sobre inversiones con tanta incertidumbre rodeando al mercado", agregó. "Los rendimientos podrían caer más si la gente pensara que hay golpes significativos por llegar al sistema financiero o si las condiciones económicas en Estados Unidos van a seguir cayendo", agregó.

En tanto, la Reserva Federal planeaba realizar dos recompras de bonos por un total de hasta 10,000 millones de dólares, a dos semanas del final del programa de alivio cuantitativo. Se espera que al continuar la compra de bonos hasta fines de mes ayude a apoyar los precios.

El papel a cinco años se negociaba sin cambios en el precio con un retorno de 1.53%, mientras que el bono a 30 años subía 8/32 en precio y rendía 4.18% frente a 4.21% del viernes.

La Fed comprará este lunes entre 4,000 y 5.000 millones de dólares en bonos con vencimientos del 2013 al 2015, junto con otros 4,000 a 5,000 millones con vencimiento entre el 2018 y el 2021.