Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían este viernes, dado que las preocupaciones por los problemas de deuda en Grecia y España alentaban el apetito de los inversionistas por la deuda del Gobierno estadounidense, considerada como refugio.

Los desacuerdos sobre cómo abordar la deuda de Grecia, junto con las preocupaciones de que las elecciones regionales en España del domingo pueden revelar deudas ocultas en los gobiernos locales, empujando la demanda de bonos.

La amplitud de los diferenciales entre los rendimientos de los bonos de los países periféricos de la zona euro y los de referencia alemanes era una señal más de esta incertidumbre.

Varios economistas dicen que podrían comenzar a aparecer cifras presupuestarias regionales peores a las esperadas en España tras los comicios del domingo.

"Esto está llevando al euro a la baja, a la ampliación de los diferenciales de la deuda periférica y a la caída de las acciones. Por ello, los bunds europeos y los bonos del Tesoro se están disparando", dijo John Briggs, estratega de bonos de RBS Securities.

Las notas de referencia a 10 años ganaban 2/32 en precio, mientras que sus rendimientos se situaban en 3.17%, un punto base por debajo que hace una semana.

El Tesoro colocará 99,000 millones de dólares en cupones de notas a dos años, cinco años y siete años la próxima semana. Operadores auguraron que podrían tener precios con un ligero sesgo a la baja.

"La oferta de la próxima semana pondrá un freno al mercado", dijo Thomas di Galoma, director gerente de títulos gubernamentales de Oppenheimer & Co en Nueva York.

Pero la incertidumbre sobre el panorama económico ha debilitado toda convicción en las decisiones de venta. Este viernes, no hubo datos económicos nuevos que le dieran algo de dirección al mercado.

Los papeles a dos años permanecían sin variaciones, mientras que su rentabilidad se ubicaba en 0.53 por ciento. Las notas a cinco años subían 3/32 en precio para rendir 1.81%, respecto 1.83% del jueves.

El costo del seguro para una eventual moratoria del Gobierno estadounidense subió este viernes a su mayor nivel desde enero, debido a que persistían los temores a los problemas de Washington para elevar el límite legal de endeudamiento federal de 14.3 billones de dólares.