Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron este lunes por las expectativas de que la Reserva Federal deje las tasas de interés en cerca de cero por el resto del año, generando un clima positivo para poseer bonos en el corto plazo.

En una jornada con el nivel más bajo de negocios en el mercado de bonos en lo que va del año, según IFR, las compras por parte de operadores para cubrir las próximas ventas de papeles corporativos ayudaron a mantener a la baja los rendimientos referenciales, cerca de sus niveles mínimos en casi un mes.

Las compras de la Fed de 7,240 millones de dólares en papeles a mediano plazo, parte de su programa de alivio cuantitativo para ayudar a la economía estadounidense, también impulsaron al alza los precios de los bonos.

"Es algo de compra de ocasión en un mercado ligero", dijo Suvrat Prakash, estratega de tasas de interés con BNP Paribas en Nueva York. "Hay bastante emisión en el mercado corporativo en las próximas dos semanas".

Se espera que las compañías vendan al menos de 10,000 millones a 15,000 millones de dólares en bonos de alto grado esta semana, según IFR, una unidad de Thomson Reuters.

Al mismo tiempo, el Departamento del Tesoro tendrá su primera emisión significativa de bonos desde que Standard and Poor's redujo su panorama crediticio para la deuda de Estados Unidos hace una semana.

El Tesoro venderá 35,000 millones de dólares en notas a dos años el martes, otros 35.000 millones de dólares en notas a cinco años el miércoles y 29.000 millones de dólares en notas a siete años el jueves.

En el mercado al momento de la emisión, los operadores esperan que el Departamento del Tesoro venda la nueva deuda a dos años a un rendimiento de 0.68%, por debajo de la tasa máxima de 0.789% en la subasta de papeles similares de marzo.

Los bonos a dos años vendidos el mes pasado ganaron este lunes 1/32 en precio para rendir 0.64%, una baja de dos puntos básicos frente al cierre del jueves, mientras que los papeles a 10 añossubieron 9/32 con una rentabilidad de 3.36%, una baja de tres puntos base frente a la jornada anterior.

El mercado de bonos de Estados Unidos estuvo cerrado el viernes por el Feriado de Pascua.

Además de las nuevas emisiones de bonos, los inversionistas se preparan para el encuentro de dos días de la Fed que comienza el martes. El banco central difundirá su comunicado de política monetaria el miércoles, seguido por una conferencia de prensa del jefe de la Fed, Ben Bernanke.

Los datos sugieren que los operadores apuestan a un comunicado amistoso al mercado por parte de la Fed y comentarios moderados de Bernanke en la primera conferencia de prensa en la historia de las reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto.

Los últimos datos de la Commodity Futures Trading Commission mostraron que los operadores especuladores del mercado monetario elevaron el pasado martes sus apuestas a que los bonos y los futuros de las tasas de interés subirán, incluso antes de las emisiones de nuevos bonos esta semana y tras la decisión de S&P.

Los mercados esperan que el banco central dé señales de que completará su programa de compra de bonos por 600,000 millones de dólares hacia mediados de año y reitere a los inversionistas que mantendrá su objetivo de tasas de interés en cerca de cero por un "periodo de tiempo prolongado", en un esfuerzo por respaldar una economía que aún es frágil, dijeron analistas.

"Creo que él (Bernanke) dirá que todo sigue su curso para terminar en junio el segundo alivio cuantitativo, pero que se mantendrá la tasa de fondos federales en cerca de cerco el resto del año", dijo Gus Faucher, director de macroeconomía de Moody's Analytics en West Chester, Pennsylvania