Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este jueves, al crecer la demanda por activos seguros tras dudas sobre la salud de la mayor economía del mundo, una baja de las acciones y datos que mostraron una desaceleración de la actividad fabril en China.

En Wall Street, las acciones reflejaban este temor a un menor crecimiento en Estados Unidos con fuertes caídas. Los grandes índices bursátiles bajaban cada uno 1 por ciento.

Los precios de los bonos recortaron algunas ganancias luego de que la Agencia Internacional de Energía (AIE) dijera que liberaría crudo de su reserva estratégica.

Las ganancias borradas habían sido anotadas gracias al temor -que resultó ser infundado- de que la agencia fuera a revelar algún posible incidente en una planta nuclear francesa, objeto de especulaciones el día miércoles.

La búsqueda de activos seguros, además de una escasez de garantías en general, llevaba las tasas de la deuda estadounidense de muy corto plazo por debajo de cero.

Entre otras notas a largo plazo, el papel referencial del Tesoro a 10 años subía 13/32 en valor, dejando sus rendimientos en 2.93% contra 2.97% del miércoles.

"El mercado de bonos del Tesoro está operando más alto, mientras la comunidad de inversionistas digiere (los pronósticos de menor crecimiento) dados a conocer ayer en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto y en Europa", dijo Kevin Giddis, presidente de mercados capitales de renta fija de Morgan Keegan.

Las noticias de que el sector fabril de China apenas creció en junio fortalecieron la idea de una desaceleración del crecimiento global.

Lo mismo ocurrió con la noticia de un aumento en las filas de nuevos desempleados en Estados Unidos.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales para desempleados subieron en 9,000 hasta una cifra de 429,000 la semana pasada.

El reporte de desempleo adquirió una mayor importancia porque cubre el periodo en el que se realiza el sondeo para elaborar el dato del Gobierno sobre la creación de empleos.

"Si hay una estadística económica en el tablero de advertencias de todos, es la de solicitudes semanales de desempleo, y está en rojo justo ahora para el panorama económico", indicó Chris Rupkey, jefe economista financiero de Bank of Tokyo/Mitsubishi.

"La Fed espera un crecimiento del PIB cercano a 3.5% en la segunda mitad del año, pero si las solicitudes de desempleo no caen nuevamente bajo los 400,000 rápidamente, entonces la perspectiva de que la economía salga de su ritmo lento en este año no es buena", añadió.

Entre los bonos con otros vencimientos, las notas a cinco años subían 9/32 en precio y sus rendimientos bajaban a 1.47% desde 1.52% del miércoles.

Los bonos a 30 años ganaban 15/32 en precio y rendían 4.18% desde 4.21% anotado al cierre de la jornada anterior.

Los rendimientos de las letras del Tesoro estadounidense a tres meses operaban en -0.0025%, mientras que los de la deuda a un mes rondaban -0.0050 por ciento.