Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subían este viernes tras un reporte, que después fue desmentido, que hablaba de que Grecia evaluaría abandonar la zona euro, alentando las compras de deuda como refugio y opacando un buen dato de empleo de Estados Unidos.

Según el positivo informe del Departamento de Trabajo, en la mayor economía del mundo se crearon 244,000 empleos en abril, más que lo previsto y la mayor alza en casi un año, lo que amenazó con cortar la racha de seis avances diarios seguidos del mercado de deuda.

"La historia de Grecia es un recordatorio de los riesgos que hay. Los bonos del Tesoro todavía se ven mejor que cualquier otro papel de deuda", dijo George Goncalves, jefe de estrategia de tasas de interés en Estados Unidos de Nomura Securities International en Nueva York.

La reversión del mercado de bonos cerró una sólida semana apoyada en las compras en busca de seguridad luego del desplome de los mercados de materias primas de el jueves, donde los precios del petróleo estadounidense se hundieron 10% a menos de 100 dólares por barril.

Una ola de compras de oportunidad inició el repunte del mercado, el que se aceleró cuando el sitio alemán Spiegel Online reportó que Grecia había planteado la posibilidad de salir de la zona euro, reflotando los temores a una cesación de pagos del endeudado país.

Un alto funcionario Grecia desmintió el reporte de Spiegel.

Los rendimientos de los papeles de largo plazo estaban en camino de caer por cuarta semana consecutiva, luego de que algunos economistas rebajaran su panorama de crecimiento de Estados Unidos y operadores apostaran a que la Reserva Federal dejaría las tasas de interés en cerca de cero hasta el segundo semestre del 2012.

Los alcistas de los bonos se centraron en los aspectos decepcionantes del informe de empleo.

Aunque se crearon 244,000 puestos de trabajo, la mayor cantidad en 11 meses, la tasa de desempleo subió a 9.0% desde 8.8% de marzo.

"El mercado de bonos ha sido demasiado pesimista sobre el crecimiento económico. Ahora se ve un poco menos de esa preocupación con el reporte de empleos, pero no hemos salido de los problemas", dijo Anthony Valeri, estratega de renta fija de LPL Financial en San Diego.

El bono a 10 años cotizaba sin cambios en precio en 104 tras borrar su caída previa de 24/32 y rendía 3.15%, estable respecto al jueves y en torno a su menor nivel desde mediados de marzo.

La nota a cinco años era la de mejor desempeño con un alza de 3/32 en precio y su rendimiento estaba en 1.85%, frente al 1.88% del cierre del jueves.

El papel a 30 años era el de peor comportamiento con una pérdida de 12/32 y ofrecía un retorno de 4.28% desde 4.26% de la jornada anterior.