Nueva York- Los temores sobre la solvencia de los bancos españoles y la posible salida de Grecia de la zona euro impulsaron este jueves una carrera global hacia los activos seguros, enviando a los rendimientos referenciales de los bonos del Tesoro estadounidense a mínimos históricos.

Una serie de datos decepcionantes del empleo estadounidense y la manufactura agravaron el clima de preocupación, previo a un muy seguido dato de nóminas no agrícolas del Gobierno a conocerse el viernes.

Las débiles cifras elevaron las apuestas de que el actual tibio crecimiento de Estados Unidos podría desvanecerse y de que la Reserva Federal podría embarcarse en una tercera compra de bonos a gran escala para evitar una recesión, dijeron analistas y operadores.

Los rendimientos de la nota de referencia a 10 años cayeron hasta 1.53%, el menor nivel en los registros revisando hacia atrás en más de dos siglos, según datos de Reuters. Finalmente cerraron en 1.57%, con una caída de 5 puntos base en el día.

"Estos rendimientos muestran que hay mucho temor". "Hay un temor de un quiebre en el euro", dijo Andrew Richman, estratega de renta fija de SunTrust Private Wealth Management en Palm Beach, Florida. "La gente está saliendo del riesgo hacia el efectivo o los bonos del Tesoro", agregó.

Aparte de los bonos del Tesoro, los fondos de pensiones, compañías de seguro y otros inversionistas profesionales se peleaban por otros tradicionales seguros bonos soberanos como los alemanes, japoneses y suizos.

En una señal de cómo la estampida por la seguridad ha sesgado al mercado de deuda global, los rendimientos de corto plazo de Suiza se movieron hacia territorio negativo, mientras que el retorno de la deuda alemana a dos años cayó a cerca de cero esta semana.

"El mercado se mueve sobre emociones. Las personas están muy asustadas", aseguró Richman.

Las acciones globales, los bonos corporativos y las materias primas mostraron cierta estabilización la tarde del jueves, luego de que sufrieran una dura corriente vendedora más temprano mientras los inversionistas huían.

Los pocos ganadores en este tambaleante clima de los rendimientos son los tenedores de bonos del Tesoro y dueños de hogares que podrían refinanciar a menores tasas hipotecarias.

El mercado de deuda estadounidense se dirige a registrar su mejor mes desde septiembre. El índice de retorno total de bonos del Tesoro de Barclays subió 1.52% al miércoles, lo que sería la mayor alza mensual en ocho meses.

Los bonos con vencimientos a largo plazo se desempeñaron mejor entre todos los de la curva. El índice de retorno de Barclays en bonos del Tesoro emitidos cuyos vencimientos son mayores a los 20 años subió 7.59% al miércoles. Sería la séptima mayor alza mensual del índice, según Barclays.

ros