los precios de los bonos del Tesoro en Estados Unidos subieron el lunes por segunda sesión consecutiva, con inversionistas que aprovecharon para consolidar sus posiciones en una semana con escasos datos económicos tras un reporte de empleos más sólido de lo esperado.

Los rendimientos de la deuda a 30 años cayeron a menos de 3 por ciento. También bajaron los de otras emisiones, como los retornos de las notas a 10 años que tocaron mínimos de sesión a 2.245 por ciento.

Los rendimientos sufrieron una caída generalizada el viernes, pese a un sólido informe de nóminas no agrícolas para noviembre en Estados Unidos. Varios atribuyeron la escalada en los precios a un ajuste de posiciones tras la prolongada debilidad de los bonos antes del reporte. Los bonos referenciales a 10 años subían 6/32 en precio, para rendir 2.251%, desde 2.273% el viernes.

Las notas a 30 años sumaron 15/32 en precio para rendir 2.984 por ciento.