Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cerraron casi sin cambios el viernes, cotizando en un rango ajustado, porque un mayor apetito por el riesgo impulsó a las acciones de Wall Street, mientras que las preocupaciones por una guerra comercial con China mantuvieron a los inversionistas cautos.

“Los rendimientos (...) siguen estando más bajos que hace un par de semanas y eso se debe a la incertidumbre sobre la situación comercial de Estados Unidos con China”, dijo Lou Brien, estratega de Mercado de DRW Trading, en Chicago.

Contrastes

Los retornos referenciales a 10 años de Estados Unidos subieron el viernes, pero acumularon pérdidas por segunda semana consecutiva.

China mantuvo el viernes su retórica hostil hacia Estados Unidos, argumentando a través del diario oficial China Daily que el proteccionismo de Washington dañaría a su propia economía.

El editorial siguió a mordaces comentarios del Ministerio de Comercio de China el jueves, que acusó a Estados Unidos de ser “caprichoso” en asuntos de comercio.

Los rendimientos a 10 años de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron levemente a 2.9% desde 2.897% del jueves.

Los retornos a 30 años cerraron planos a 3.040%, en comparación con 3.043% del jueves.

En el extremo corto de la curva, los rendimientos de los títulos a dos años de Estados Unidos subieron a 2.549% desde 2.541 por ciento del jueves.