Nueva York- Los precios de los bonos estadounidenses cayeron este martes, después que las minutas de la reunión de política monetaria de marzo de la Reserva Federal mostraron que las autoridades parecen menos dispuestas a lanzar una nueva ronda de estímulo monetario mientras mejora la economía de Estados Unidos.

Las autoridades de la Fed notaron recientes señales de un crecimiento levemente fortalecido, pero permanecieron cautelosos acerca de un repunte general en la actividad económica de Estados Unidos, centrándose en gran medida en una todavía elevada tasa de desempleo.

Los bonos estadounidenses habían subido en precio más temprano el martes por esperanzas de que más compras de deuda por parte de la Fed podrían tener un impacto positivo en los rendimientos de la deuda del Gobierno de Estados Unidos.

"Parece que el mercado está realmente decepcionado", dijo Charles Comiskey, jefe de operaciones de bonos estadounidenses de Bank of Nova Scotia en Nueva York. "Supongo que estaban esperando un mayor énfasis en la posibilidad de una tercera ronda de alivio cuantitativo en el futuro", agregó.

Los mercados habían tomado nuevas esperanzas de que una fresca ronda de alivio era probable después de que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijera la semana pasada que no era probable que el modesto ritmo de crecimiento de Estados Unidos rebajara rápidamente el desempleo, y que mayor estímulo seguiría siendo una opción.

Las notas de referencia a 10 años bajaron 29/32 en precio para rendir 2.28%, al alza desde cerca de 2.18 antes de que las minutas fueran publicadas.

El bono a 30 años cayó 1-21/32 en precio para rendir 3.41%, al alza desde 3.32% antes de las minutas.

Los rendimientos de los bonos permanecen por debajo de sus máximos de cinco meses que alcanzaron a mediados de marzo, cuando las esperanzas por una mejorada economía y una baja en la demanda desde Europa mandó a las tasas de referencia a 10 años al alza en cerca de 40 puntos base en el transcurso de una semana a 2.40 por ciento.

Algunos analistas consideran un clima inusualmente cálido este año en Estados Unidos como un riesgo para la economía, y por ende un factor potencialmente de apoyo para los bonos, mientras que cada publicación de datos económicos está bajo un cercano escrutinio.

"El riesgo es grande porque la Fed se ha vuelto muy dependiente de los datos", dijo Fidelio Tata, jefe de estrategia de tasa de interés de Societe Generale en Nueva York.

"La gente teme que la distorsión del clima es tan grande que podría haber enviado una señal errónea a principios de año en términos de datos económicos fuertes, que llevará a una decepción más tarde una vez que lo saquen de los datos", añadió Tata.

El dato del empleo de marzo es la próxima cifra importante para los mercados. Se espera que el informe de nóminas de este viernes muestre que los empleadores añadieron 203,000 nuevos empleos en el mes.

ros