Los rendimientos de la deuda estadounidense cayeron el viernes, luego de que varios funcionarios de la Reserva Federal cuestionaran la necesidad de un mayor ritmo de alzas de tasas de interés debido al ritmo de la inflación y un modesto crecimiento de la economía estadounidense.

Los precios de los bonos, que se mueven de forma inversa a los rendimientos, se vieron respaldados por compras de inversores que hicieron ajustes de fin de mes y de trimestre, dijeron analistas.

En una entrevista con Bloomberg TV, el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo que suena razonable un par de alzas más a las tasas este año, pero que no hay una gran urgencia.

Afirmó que la Fed podría empezar a bajar su hoja de balance de 4.5 billones de dólares este año, antes de lo que espera la mayoría de los economistas.

En tanto, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, y su par de la Fed de Mineápolis, Neel Kashkari, sostuvieron que esperan alzas de tasas este año pero mostraron un tono cauto con respecto a la economía estadounidense.

Los inversores esperan otras dos alzas de tasas de interés en el 2017 tras la decisión de la Fed de elevar los tipos en su más reciente reunión de política monetaria.

Los tres funcionarios también hablaron de reducir el balance de la Fed. Estos comentarios hicieron que se ampliara la curva de rendimiento, que se había aplanado en las dos semanas previas.

La brecha entre los rendimientos de las notas con vencimiento a corto y largo plazos se amplió. El diferencial entre las notas a dos y 10 años se elevó a 115.10 puntos básicos, su mayor nivel en una semana.

En Estados Unidos, el gasto del consumidor subió apenas en febrero, pero la mayor aceleración de la inflación en casi cinco años respaldó expectativas de más alzas de las tasas de interés este año.

El conjunto mixto de datos provocó una baja en los rendimientos, excepto en los bonos a 30 años.

En las operaciones de la tarde, las notas a 10 años ganaron 6/32 en precio con un rendimiento de 2.39% frente al 2.41% del jueves. Los papeles a dos años mostraron un retorno de 1.25 frente a 1.28%en la sesión previa.