Nueva York- Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense caían este martes antes de las subastas de deuda del Gobierno por 66,000 millones de dólares esta semana y mientras la fuerza de Wall Street minaba el atractivo de los bonos como refugio seguro.

Los precios caían desde temprano tras la divulgación de un informe sobre un repunte de la confianza del inversionista alemán y de la calma en los mercados de deuda italianos después de una ola de ventas el lunes provocada por la decisión del primer ministro Mario Monti de retirarse anticipadamente del cargo.

La Reserva Federal estadounidense comienza este martes una reunión de política monetaria de dos días que se espera que culmine con otro programa de compra de bonos, que, según los analistas, ya ha está asimilado en los precios por el mercado.

La disposición de los inversionistas a tomar más riesgos también era respaldada por informes de una aceleración en el ritmo de las conversaciones para evitar el "abismo fiscal" generado por fuertes alzas de impuestos y recortes de gastos que comenzarán a regir el próximo año en Estados Unidos a menos que el Congreso actúe.

Los bonos referenciales del Tesoro a 10 años bajaban 10/32 en precio para rendir 1.65%, el mayor nivel en más de una semana, y por sobre 1.63% del lunes.

Los papeles a 30 años, en tanto, caían 25/32 en precio y rendían 2.84%, frente a 2.80% el lunes.

Se espera que tras su reunión de dos días, la Fed diga el miércoles que comprará 45,000 millones de dólares mensuales de bonos de mayor vencimiento a contar de enero para reemplazar a su programa de estímulo "Operación Twist", que expira a fines de diciembre.

El Tesoro venderá el martes notas a tres años por 32,000 millones de dólares, seguidas de bonos a 10 años por 21,000 millones de dólares y a 30 años por 13,000 millones de dólares en deuda a 30 años el jueves.

ros